| 2/18/2016 12:00:00 AM

Reformar los programas de licenciatura para una mejor educación en Colombia

Mejorar la educación de un país significa que los profesores sean los mejores. El Ministerio de Educación reformó los programas de licenciaturas y, al tiempo, las universidades privadas crearon nuevos. Semana Educación y Dinero presentan las características del nuevo modelo.

Para 2025, Colombia debe ser el país más educado de América Latina, según la promesa del presidente Juan Manuel Santos. Parece mucho tiempo para hacerlo; sin embargo, es importante tener en cuenta que el atraso en educación es enorme y nivelarse con países como Chile, que nos lleva años de ventaja, es un reto difícil, mas no imposible de lograr. En ese proceso, ¿cómo no pensar en los profesores que son la base de la educación?

Las pruebas internacionales y nacionales evidencian que los egresados de licenciaturas no están saliendo bien preparados. Desde ese engranaje, la cadena no está funcionando bien para conseguir la meta de 2025. Si los profesores no son competentes, ¿cómo pueden preparar a los estudiantes de manera eficiente?

En este escenario uno de los aspectos que el país tiene que fortalecer es precisamente la calidad de la formación docente. Es ahí donde el Ministerio de Educación Nacional (MEN) tomó una decisión drástica: reformar los programas de las licenciaturas.

Por medio de la resolución 02041, el MEN estableció las características específicas de calidad de los programas de licenciaturas para la obtención, renovación o modificación del registro calificado. Pero la formación docente además de ser responsabilidad del sector público, también lo es del privado.

Los cambios en la formación docente en 2016 llegan no solo con la reforma del MEN, sino también con la creación de nuevos programas de licenciaturas en algunas de las mejores universidades del país. Aquellas que lo han anunciado hasta el momento son: la Universidad de los Andes, la Sabana, Icesi, la San Buenaventura, el Rosario y la del Norte.

Semana Educación y la revista Dinero le explican las características de este revolcón que está sintiendo la formación docente en Colombia.

Las cinco claves de la reforma a las licenciaturas

1. La práctica hace al maestro. Este dicho es literal en la reforma. La antigua ley recomendaba una práctica de mínimo un año, pero daba libertad a las universidades para decidirlo. En la actual reforma se obliga a que sea mínimo de 50 créditos, convirtiéndola así en la principal herramienta para enseñar. Además, las instituciones con licenciaturas deberán hacer un seguimiento riguroso del proceso.

2. Profesores: todos, bilingües. Maestros, les tocó aprender inglés. La nueva reforma obliga –sin importar el área de énfasis del docente– a que los maestros sean bilingües y certifiquen nivel intermedio B1. Para aquellos que dicten idiomas, el nivel tendrá que ser mayor (C1). Para lograrlo, las instituciones de educación superior tendrán que incluir plan de estudios y estrategias para que los futuros docentes logren los estándares.

3. No más carreras 100% virtuales. La virtualidad de las carreras reduce la experiencia de la práctica. Por eso, el MEN decidió que, dada la necesidad de practicar la docencia para ser el mejor profesor, las licenciaturas no pueden ser completamente virtuales. Es por ello que los programas a distancia se deben modificar a una metodología mixta.

4. Usted sabe quién soy yo, el profesor. De ahora en adelante las instituciones de educación superior que tienen en sus pregrados licenciaturas deben tener un perfil claro del egresado que sea acorde con el sector en el que se va a emplear. También deben generar convenios de cooperación que faciliten el proceso de búsqueda laboral.

5. ¿Cuál es su nombre? Licenciatura en… Con la nueva reforma, los nombres de las licenciaturas deben darles al estudiante y a quienes estén interesados información básica sobre lo que se enseña en esa carrera. Lo que ocurría antes es que no existía un límite en la manera de llamar los programas. Eso derivó en una gama demasiado amplia de opciones. En algunos casos, no era claro qué se dictaba en una u otra licenciatura. La nueva norma establece entonces que sean nueve grandes ramas y 47 denominaciones.

Lea también: Reto de país: mejorar las facultades de educación

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?