| 8/31/2017 12:01:00 AM

Bachillerato Internacional, una buena inversión educativa

Cuando los padres buscan la mejor opción de educación para sus hijos reciben mucha información, pero pocos conocen las ventajas de estudiar en un colegio que ofrece diploma de Bachillerato Internacional (IB).

El crecimiento económico de Colombia ha sido notable si se comparan los últimos cien años. El país pasó de ser una de las naciones más pobres de América, luego de la Guerra de los Mil Días y la pérdida de Panamá, a convertirse en la cuarta economía de la región y cercana a entrar a la Ocde.

Este desarrollo debe ir acompañado de la formación de sus ciudadanos para que respondan a las necesidades laborales del país. Por eso, más que un colegio que forme en valores o que ofrezca un inglés intensivo, hoy se debe pensar en que las nuevas generaciones se eduquen como ciudadanos del mundo, que es lo que ofrecen los programas de Bachillerato Internacional (IB, por sus siglas en inglés). Dicha educación contiene los siguientes programas:

Programa de Escuela Primaria (PEP)

El primer paso es formar a los niños entre los 4 y 12 años en la indagación, motivarlos por los descubrimientos; luego, ofrecer asignaturas interdisciplinares que fomenten la formación activa del aprendizaje. Una prioridad es fortalecer los lazos de los estudiantes y favorecer el desarrollo de habilidades de comunicación para ir formando jóvenes con conciencia social y con capacidad de ir respondiendo a los retos que van viviendo en su vida escolar.

También le puede interesar: Escala Educación el emprendimiento que le apuesta a la educación superior

Programa de Años Intermedios (PAI)

Se concibe para lo que llamamos ‘educación media’ en Colombia o los grados de sexto a noveno. Es un eje central para la formación del alumno IB, porque estudia ocho áreas centrales: lengua, literatura, individuos y sociedades, ciencias, matemáticas, artes, educación física y diseño. En los dos últimos años hay mayor flexibilidad para enfocarse en algunas áreas, de modo que pueda involucrar contenidos específicos del país u orientarse a las áreas de interés que empieza a tener cada alumno, como matemáticas, sociales, ciencias y artes, entre otras. En el transcurso de esta formación se logra sensibilizar al estudiante para que haga conexiones prácticas entre sus clases y el mundo de hoy.

Programa Diplomado (PD)

El diploma se define en los últimos tres años –puede ser de noveno a undécimo– aunque en algunos colegios se incluye un año de clase adicional. Además de las asignaturas tradicionales se incluyen tres ejes diseñados para que el egresado pueda desarrollar las habilidades en el mundo profesional y del trabajo.

Este sistema educativo está compuesto por un trío de áreas necesarias para lograr una educación profesional:

Teoría del conocimiento: Según Santiago Guzmán, candidato a PhD del University College of London (UCL), es tratar de entender las maneras como los estudiantes se aproximan al mundo y cómo lo entienden. Además, los acerca a concepciones básicas de la sociología, para explicarles cómo el conocimiento se produce en red. Además, desde la historia de la ciencia se busca identificar los partícipes en la creación y producción de conocimiento. Es decir, se forma a un estudiante de colegio con los niveles de análisis y reflexión de un profesional.

Creatividad, acción y servicio (CAS): el trabajo social es central en la formación de un líder IB. Se desarrollan proyectos para que trabajen por los demás, con comunidades vulnerables e inculcando en los estudiantes el sentido de solidaridad, del trabajo en equipo y en algo que en el mundo individualista de hoy se pierde: compartir el conocimiento con los demás.

Monografía: es el trabajo de grado que cada estudiante debe presentar al finalizar su formación. En él se enfrentan al reto de proponer una hipótesis, definir objetivos de investigación, desarrollar un marco teórico, leer autores universitarios y, al final, presentar un trabajo con conclusiones. Según Andrea Londoño, egresada del colegio Buckingham, varios de estos trabajos se convierten en proyectos creativos e innovadores productivos para la institución educativa o para la comunidad.

Cuidar al otro

En Colombia, la violencia ha dejado un sello fatal. Por eso, la profesora de la Universidad Pedagógica Amanda Rodríguez afirma: “De nada nos sirve formar excelentes estudiantes si nos seguimos matando”. Es necesario, entonces, inculcar una serie de valores de respeto por el otro, para promover bachilleres integrales.

Le sugerimos leer: Ministros y secretarios de educacióndeben tener formación en gestión educativa

Expertos en educación advierten la necesidad de reflexionar sobre el conflicto, la resolución de problemas y la paz. “En las discusiones de cada asignatura es posible enunciar los enfrentamientos, los intereses en pugna y ofrecer alternativas”, señala la profesora de Estudios Curriculares y Desarrollo Docente de la Universidad de Toronto, Kathy Bickmore. Por su parte, Javier Prieto, director operativo del Centro del Dalai Lama para la Ética y la Transformación de Valores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), sostiene que es posible lograr que los estudiantes sean capaces de ponerse en los zapatos del otro y ayudarlo. “Es necesario formar a los jóvenes para que sean colombianos responsables por los problemas de su país y del mundo”, afirma Cristina Gaviria de Valenzuela, fundadora del colegio Los Tréboles, de Bogotá.

Prueba del saber

Para John Wells, rector del colegio Buckingham, de Bogotá, la ventaja del IB es que forma en pensamiento crítico. Es decir, los niños aprenden a pensar y, por lo tanto, están preparados para cualquier tipo de prueba nacional o internacional, como la del Icfes. Por otra parte, afirma que cada año los colegios someten los programas a la certificación ISO9000 de 2015, que los certifica para responder a las necesidades locales y que evidencian el éxito de los mismos.

¿Cómo se obtiene el diploma?

Existen dos evaluaciones: una externa y otra interna. La primera está compuesta de exámenes en la mayoría de los cursos.

Cuentan con altos niveles de objetividad y fiabilidad, al estar integradas por ensayos, problemas estructurados, preguntas de respuesta corta, de respuesta a datos y de respuesta a textos, de estudios de caso y de opción múltiple.

La evaluación interna la hace el profesor e incluye: trabajos orales de lengua, de campo en Geografía, laboratorio en Ciencias, investigaciones en Matemáticas y representaciones artísticas.

Cómo un colegio se convierte en IB

Bachillerato Internacional es una organización sin ánimo de lucro que se subvenciona con pagos que hacen los colegios aceptados que empiezan a denominarse Colegios del Mundo IB.

Lea también: Candidatos es la educación y la tecnología

Para presentar los exámenes de aceptación, las tarifas varían según el continente en donde se encuentra el colegio. En América el valor es US$4.000 para iniciar el proceso. Los colegios que ya están aceptados y quieren implementar el programa de Orientación Profesional, deben pagar US$ 8.500 anuales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 530

PORTADA

Empresarios se enfrentan a la incertidumbre del proceso de paz

Aunque el Gobierno ha desestimado los riesgos, los empresarios han manifestado inquietudes en la implementación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Además, hay tensión en el sector empresarial.