| 2/1/1994 12:00:00 AM

Vecino encrucijada

LA SITUACIÓN de Venezuela es preocupante. Caldera ganó con el 30% de los votos válidos (10% de la población en capacidad de votar) y gracias al ofrecimiento de desmontar el IVA y echar para atrás las políticas de ajuste de Carlos Andrés. Su poco apoyo puede derrumbarse con un incumplimiento de sus promesas electorales, lo cual parece inevitable dados los desequilibrios fiscales existentes y la caída en los precios internacionales del petróleo.

Para que la economía venezolana salga al otro lado se necesitaría que el nuevo gobierno impusiera el IVA al consumidor (cuya aplicación ha sido postergada para marzo), que aumentara significativamente los precios de la gasolina y que continuara con el proceso de privatización iniciado en el gobierno anterior. Pero el recién electo presidente ha manifestado públicamente su oposición a estas posibilidades.

Para agravar las cosas, la crisis del sistema financiero que se inició con el colapso del Banco Latino tiene implicaciones fiscales de fondo. ¿De dónde saldrán los recursos para salvar a las entidades bancarias en problemas? El nuevo presidente venezolano parece estar viviendo en una nube cuando se opone a todas las medidas dirigidas a aliviar la difícil situación fiscal.

La encrucijada de la economía venezolana afectará sin duda el proceso de integración con Colombia. En situación de crisis fiscal se pueden esperar medidas desesperadas en materia cambiaria y arancelaria. También podrían verse afectados los pagos de deudas y en último término, la demanda por los productos colombianos. Sería una lástima que, después de todo lo que se ha avanzado, se diera marcha atrás en un proceso que ha beneficiado a ambos países. Pero estos sobresaltos son comunes en el trópico.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?