Una apuesta por Colombia

| 12/7/2001 12:00:00 AM

Una apuesta por Colombia

El crecimiento económico de un país solo es posible si cuenta con un sector productivo capaz de generar riqueza. Por años, la capacidad productiva de los empresarios colombianos se ha visto menguada por un sinnúmero de factores, desde los políticos, hasta los económicos y sociales. No es sorprendente, por tanto, que el crecimiento económico de Colombia en estos años haya sido mínimo, incluso inferior al crecimiento de la población. Lo que sí es sorprendente y debemos resaltar es que, a pesar de los miles de obstáculos que tienen que atravesar los empresarios para crear y mantener sus empresas, todavía haya colombianos que miran el emprendimiento como la forma ideal para realizar sus sueños en la vida. El 20% de los colombianos que hoy tienen entre 12 y 15 años quiere crear empresa, ser empresario.



La manifestación de este ideal lo vimos en Ventures2001, el concurso de planes de negocio, que busca precisamente esto: encontrar a aquellas personas con ideas, con el coraje y la capacidad para hacerlas realidad, y ponerlas al servicio del país. La respuesta a la convocatoria que este año hicimos Dinero, el diario Portafolio y McKinsey, con el patrocinio de Microsoft, fue magnífica, más si se tiene en cuenta que este es el segundo año en que se realiza este concurso. Mil quinientas personas respondieron nuestro llamado y 72 pasaron a una segunda ronda en la que presentaron sus planes de negocios plenamente desarrollados. Finalmente, diez equipos resultaron ganadores y están ya en la etapa final para convertir sus sueños en realidad. Lo más importante es que no solo estos diez saldrán adelante, sino que muchas de las ideas lograron concretarse en blanco y negro, gracias a la elaboración del plan de negocios para el concurso y han incrementado su potencial de convertirse en negocios reales. En los emprendedores está la clave del futuro del país, la generación de empresa, la creación de riqueza y el crecimiento económico.

El éxito de los emprendedores

no solo depende de la convocatoria del concurso ni de las ganas de los participantes de sacar adelante sus ideas. Estos son apenas los primeros pasos. Para que las ideas puedan convertirse en proyectos se requiere también compromiso de las entidades del Estado y compromiso de los inversionistas. En el primer tema se ha avanzado bastante. Los emprendedores ya cuentan con el apoyo del Ministerio de Comercio Exterior para los proyectos exportadores y con el Ministerio de Desarrollo para el resto, por medio del fondo de capitalización que se acaba de crear. Sin embargo, esto no es suficiente. Los proyectos requieren capital. Por esto, ahora convocamos a los inversionistas para que se unan a nosotros en este esfuerzo del emprendimiento y presten atención a estos proyectos. Es evidente que por ser proyectos nuevos, la inversión implica riesgo. Pero es precisamente mediante el trabajo conjunto de quienes hacemos la convocatoria, las universidades que ya se han sumado a esta iniciativa, las entidades del Estado y los inversionistas, que podremos impulsar el emprendimiento. Por fortuna, Colombia no tiene escasez de talento. La misión de quienes tienen la capacidad de influir en el futuro de este país es llevarlo a realizar su potencial.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.