| 4/18/2006 12:00:00 AM

Talento y salarios

La globalización también está llegando al mercado laboral. Las empresas tienen que prepararse para pagar salarios similares a los que se pagan en el exterior.

Mucho se habla de la necesidad de preparar las empresas y la economía para competir en el mundo globalizado. Discutimos sobre la agenda interna y la necesidad de construir carreteras, adecuar los puertos y agilizar trámites. Todo eso está muy bien. Sin embargo, en esta discusión sobre la adecuación de las empresas a los retos del TLC hay un tema que brilla por su ausencia: la escasez en Colombia de talento gerencial capacitado para conducir una empresa en el mercado internacional. El tema del talento humano se deja a un lado, como si fuera abundante y estuviera disponible para ser utilizado tan pronto se requiera. Sin embargo, la realidad es bien diferente. Varias empresas colombianas han salido recientemente al mercado laboral en busca de la persona ideal para conducirlas en esta nueva etapa, solo para encontrar que esa persona no existe en Colombia y es necesario traerla del exterior. Vale la pena aclarar que buscar directivos en otros países no tiene nada de anormal. Se trata de una tendencia mundial, pues hoy el talento no tiene nacionalidad. Los ejecutivos que están a la cabeza de algunos de los grandes conglomerados de Estados Unidos y Europa no son nacionales de los países donde estas empresas tienen su casa matriz. Esto era algo impensable hace algunos años, pero hoy ocurre con frecuencia. Pues bien, la tendencia ya llegó a Colombia. Las empresas que quieran el mejor talento tendrán que buscarlo en el mercado internacional y tendrán que pagar salarios similares a los que se pagan en el exterior. Es un hecho que se irá imponiendo, en la medida en que las empresas se den cuenta de la diferencia en resultados que implica contar con personas realmente calificadas y preparadas para hacer el trabajo. De hecho, ya hay sectores, como el del comercio, donde contratar un experto extranjero se ha convertido en una práctica común y frecuente. Lo exige la competencia. Lo anterior no significa que no haya colombianos con talento y experiencia internacional. Por el contrario, hay muchos, pero el mercado laboral no ofrece las condiciones para que estén aquí en Colombia buscando oportunidades. Es una cuestión de salarios y de pago justo por la calidad de trabajo que realizan. Hace 10 años, en India era muy difícil conseguir ciudadanos indios con calificaciones y experiencia internacional para desempeñarse como directivos en las empresas. Para ellos era muy mal negocio volver a su país, pues conseguían siempre mejores paquetes salariales en el exterior. Hoy, India ha equiparado los salarios y beneficios a los que existen en el mercado internacional y el país se está beneficiando del regreso de sus nacionales, que vienen a manejar sus empresas. Entre ellos están algunos de los ejecutivos más capacitados del mundo. La globalización se impuso. Para competir, hay que ponerse en los términos que exige el mercado mundial. Colombia tiene que estar consciente de esto. No se trata solamente de conseguir el talento por fuera de las fronteras, sino también de preparar a los colombianos para convertirlos en ciudadanos del mundo corporativo internacional, capaces de desempeñarse en cualquier lugar. En esto, la tarea está por empezar.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?