| 5/25/2007 12:00:00 AM

Productividad es la respuesta

Las malas noticias sobre parapolítica y dólar no deben llevar a los empresarios a perder el norte. Es el momento de invertir, aumentar la productividad y competir con éxito en los mercados internacionales.

Son tantas las noticias que se producen a diario en todos los frentes en este país, que para asimilarlas, analizarlas y, por encima de todo, para no aturdirse, es preciso hacer un alto en el camino para reflexionar.

Entre la parapolítica, por un lado, y la revaluación del peso, por otro, no es fácil mantener el optimismo en el país. Aparte de ser temas deprimentes, también son desgastantes, pues absorben tiempo y energía y obligan a estar pendientes permanentemente de las variaciones de la tasa de cambio, de la tasa de interés y de las decenas de fórmulas que surgen todos los días y desde todos los frentes para corregir la una y la otra. Y encima, hay que quedarse pegado al televisor para no perderse el momento en que caiga otro notable por las revelaciones de algún líder paramilitar.

Sin embargo, sería equivocado pensar que el país se está acabando. El de la parapolítica es un proceso doloroso pero necesario, al cual los colombianos nos vamos a tener que enfrentar con realidades que sabíamos que estaban ahí. En cuanto a la tasa de cambio, es cierto que el peso se ha revaluado 19% en el último año y que la inflación está por encima del límite superior de la meta fijada por el Banco de la República, pero esto tampoco significa que haya llegado el fin del mundo. Hay empresas que salen adelante exportando, incluso en medio de estas condiciones adversas.

De hecho, un buen antídoto contra la depresión de las noticias diarias es examinar en detalle el informe de las 5.000 empresas que trae Dinero en esta edición. Incluso una mirada superficial puede ser suficiente para reanimar el optimismo.

Las 5.000 empresas no financieras más grandes de Colombia tuvieron ventas de $337 billones en 2006, 16% más que en 2005 (11% más, si se descuenta la inflación). La utilidad operacional del año llegó a $26,9 billones, un aumento de 23% frente a 2005 y equivalente a 8% de las ventas, superando el 6,8% que fue el promedio de los cinco años previos. Las utilidades netas sumaron $19,3 billones, 14% de aumento sobre el año anterior.

Como puede verse, es un resultado excelente para un conjunto de empresas de las cuales el 88% son medianas y pequeñas y tan solo un 12% corresponde a empresas grandes.

A la luz de estos resultados, antes que darnos golpes de pecho por el tema de la tasa de cambio, lo que debemos hacer es encontrar la forma de aprovechar el dinamismo actual de la economía e invertir para aumentar la productividad, que en últimas es lo único que permite competir favorablemente.

Esto, por supuesto, no se logra a punta de subsidios, como cree el gobierno, sino actuando en otros frentes. Por el lado de las empresas, la fórmula sería invertir en maquinaria y equipo, así como en tecnología, a una velocidad mucho mayor a la que las empresas vienen haciéndolo. Por ejemplo, a pesar de los buenos resultados, la inversión que se refleja en el renglón de 'Propiedades planta y equipo', creció apenas 5% en el año 2006, o - 0,5% descontando la inflación, una cifra inferior al 7,6% de 2005.

El gobierno también tiene que hacer su parte. Definitivamente, tiene que dejar de hablar y avanzar rápidamente en la infraestructura de transporte, en el mejoramiento del ambiente de negocios, en la reducción de trámites, en un sistema de impuestos más competitivo y, muy importante, en flexibilización de las normas laborales; en particular, los impuestos a la nómina.

Solamente mediante el fortalecimiento de la economía, de tal manera que esta pueda mantener su dinamismo y garantizar el empleo, podremos superar los demás problemas que nos agobian. Mientras más ruido llegue desde el frente político, será aun más necesario tener los ojos puestos en metas de desarrollo para el mediano plazo. El momento es bueno para salir de pobres, pero no podemos permitir que las angustias diarias nos hagan perder el verdadero norte.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?