| 4/27/1998 12:00:00 AM

Políticas más que slogans

Los programas de los candidatos presidenciales se parecen mucho. En distinto orden y con más arandelas, todos coinciden en que las prioridades para el país son tres: paz y seguridad, empleo y educación. Esta coincidencia es buena, como lo es que el país vaya generando consensos sobre lo fundamental. En realidad, no es mucho más lo que los colombianos deberían exigirles a quienes aspiran a regir sus destinos y recordar agradecidos sólo a los que cumplan las promesas.



Pero del dicho al hecho hay mucho trecho. Es claro que las campañas se ganan con promesas y con promesas simples que todo el mundo entienda. Se sabe que las campañas presidenciales están concentradas en las imágenes de los candidatos, pero ya es hora de que los candidatos den algunos pasos adicionales a este loable esfuerzo comunicativo.



El primer paso que deberían dar las campañas, pero no están haciéndolo, es convertir sus slogans en planes de gobierno. Concretar. La paz, el empleo o la educación no son metas fáciles de alcanzar. Requieren planes cuidadosamente estructurados, técnica y políticamente.



A decir verdad, y a juicio de Dinero, los planteamientos de todos los candidatos son poco reales y concretos. No por haber dejado de asistir a los foros se les puede excusar de presentar a los electores, y a los círculos académicos y de opinión, propuestas concretas y realizables que guíen a los votantes sobre bases más firmes.



Pero hay un segundo paso más audaz que los candidatos podrían dar y con ello marcar un contraste con el pasado. En los últimos cuatro años ha habido 52 ministros, más de la mitad de los cuales nadie recuerda.



La expectativa de vida de un ministro actuante, no siempre escogido para servirle al interés general, fue de sólo 14 meses. ¿Cómo puede funcionar un país así? ¿Qué tal si dejamos de creer que un presidente solo puede hacerlo todo? ¿Por qué los candidatos no seleccionan a sus equipos de gobierno entre la mejor gente con que cuenta el país ­que como lo mostramos en esta edición no es poca­, y se comprometen a mantenerlos en sus cargos por cuatro años hasta que cumplan sus objetivos?



Para superar la difícil situación que vive el país se requiere mucho más que slogans de campaña.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?