| 8/1/1994 12:00:00 AM

¡Ojo con el pacto!

EL NUEVO gobierno está cocinando un pacto social para reducir la inflación. Algunos empresarios y gremios dizque están de acuerdo con la idea. ¡Olalá las cosas fueran tan buenas como las pintan!

El problema con los llamados "pactos sociales" es que cada empresario o cada sindicato cree que es para su beneficio propio. Se trata simplemente de presionar o intrigar más que el vecino para salir bien librado o ganancioso.

En teoría, para que los pactos sociales funcionen se requiere de un gobierno muy fuerte y de unos sindicatos también muy fuertes, tal como es el caso de México. En Colombia no tenemos ni lo uno ni lo otro. ¿Qué armas puede utilizar acá el gobierno para obligar a los empresarios y sindicatos a moderarse en sus alzas de precios y salarios?

En primer lugar estarían las tarifas de servicios públicos. Pero si el gobierno modera las alzas de tarifas se quitaría campo de maniobra para financiar los grandes proyectos de infraestructura que requiere urgentemente el país. Lo mismo podría decirse del precio de la gasolina y los altos niveles de inversión que ha programado Ecopetrol.

En segundo lugar estarían los salarios mínimos y de los empleados públicos. Sin embargo, los segundos están rezagados con respecto a los del sector privado y los mínimos están demasiado mínimos como para lugar con ellos.

Entonces, ¿qué le queda al gobierno? ¿Los inefables controles de precios de productos de primera necesidad que en buena hora desmontó el gobierno de Gaviria después de que Samper salió del Ministerio de Desarrollo? Y eso en momentos en los cuales el nuevo equipo económico anuncia un aumento en la protección al sector agropecuario con el consiguiente encarecimiento de los insumos de la agroindustria.

Como el nuevo gobierno no es monetarista, no está inclinado a atacar el problema en su verdadera raíz: la excesiva liquidez, de la economía. Y está pensando en soluciones "originales" que dependen de procesos de concertación que nunca han dado resultado en Colombia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?