| 6/16/1998 12:00:00 AM

Mejor bueno por conocer

El final de este gobierno amenaza ser insoportable. La coyuntura macroeconómica es particularmente difícil. La arremetida contra la tasa de cambio refleja un comportamiento racional de la gente ante el deterioro fiscal y externo. También refleja la incertidumbre electoral. Y, sobre todo, refleja la absoluta pérdida de credibilidad de un gobierno que ante los eventos se declara sorprendido, regaña a los exportadores o manda la policía a los aeropuertos.



Ante la falta de un programa fiscal coherente y de voluntad política, el Banco de la República no puede dar su brazo a torcer y debe continuar defendiendo a toda costa la tasa de cambio. Las más altas tasas de interés en la historia del país resultan inevitables. Pero la prolongación de esta situación durante estos dos meses tiene efectos demasiado costosos sobre el aparato productivo, el sistema financiero y el empleo.



La incertidumbre política se resuelve el próximo 21 de junio. Y con ello puede abrirse un nuevo escenario que impida prolongar este sufrimiento. Proponemos dos decisiones. Primera, el candidato que resulte elegido deberá anunciar ese mismo domingo las líneas claras de su programa de ajuste fiscal y confirmar al equipo encargado de llevarlo a cabo: su ministro de Hacienda y su jefe de Planeación Nacional. Segunda, el nuevo presidente deberá solicitarle al gobierno darle a este nuevo equipo unas funciones que sobrepasan las tradicionales de los equipos de transición. Más que recibir información sobre el estado de cosas según el gobierno saliente, el nuevo equipo debe hacerse cargo del manejo fiscal en los 45 días que preceden al 7 de agosto.



Presidente: dedique sus últimos días a inaugurar obras, así sean sin terminar, pero no prometa y comprometa más recursos. ¡Sea realista y generoso con el futuro del país! Es esencial acelerar la transición en el manejo económico. El nuevo equipo económico podrá evitar así mayores desastres en el final de su gobierno. Y podrá construir más ágilmente un manejo macroeconómico alternativo y la confianza del mercado que se requieren para salir del hueco negro.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?