Dinero.com Revista Dinero

| 11/8/2012 9:00:00 AM

¿Dónde estaban todos?

Ahora resulta que nadie vio el elefante en la habitación: InterBolsa.

por Editorial

Al fin pasó lo que muchos veían venir: la liquidación de InterBolsa, la firma comisionista de bolsa más grande del país. La noticia cayó como una bomba en el mundo de los negocios y borró de un plumazo 22 años de operaciones de la firma en el mercado. Desapareció no solo la corredora más importante de la bolsa, gestora de 27% del volumen total de los negocios que allí se realizan, sino la única firma que era creadora de mercado o market maker de todo el país. En otras palabras: se fue la responsable y líder del boom de la Bolsa en los últimos años.

Más allá de las razones que llevaron a su descalabro (ver carátula), surgen muchas preguntas sobre las responsabilidades que caben en este caso. La primera tiene que ver con la propia junta directiva del Grupo InterBolsa, que renunció masivamente argumentando no saber nada. ¿Acaso no es la junta la responsable última de las decisiones que toma la alta gerencia? Si todos sus nueve miembros fueron engañados, ¿por qué no procedieron a retirar de inmediato al representante legal de la firma en lugar de salir corriendo? O, ¿era que no se sentían con el suficiente poder para hacerlo? ¿Era acaso una junta de papel? Un tema que la Supersociedades deberá entrar a ver.

Pero no solo la junta directiva de la empresa se lavó las manos como Poncio Pilatos. También la autoridades parecen ajenas a este caso. ¿En dónde estaba la Superintendencia Financiera cuando el apalancamiento de InterBolsa crecía de manera inexplicable y sorprendente durante el último año y medio? ¿No vio que los repos de Fabricato aumentaron de $100.000 millones a $300.000 millones en los últimos dos meses? ¿Tampoco se dio cuenta de que la acción de Fabricato se disparó 214% en 2011 sin ningún fundamental que respaldara ese crecimiento? ¿No supo que la empresa dio pérdidas todos los meses? ¿No le pareció raro que mientras la acción de Fabricato duplicaba su precio el año pasado, la segunda acción que más se valorizó en la Bolsa lo hizo en ‘apenas’ 8%? ¿Investigó la Superfinanciera por qué la acción de InterBolsa se desplomó en los últimos seis meses y cayó de $ 2.800 a $900?

Otra que se hizo la de la vista gorda fue la propia Bolsa de Valores de Colombia (BVC). Si alguien tiene registro de todas las operaciones, sus contrapartidas, sus montos y sus transacciones, esa es la BVC. ¿En dónde estaba mientras todo esto ocurría? ¿Acaso no es la Bolsa la que establece los niveles de garantías asociados a los repos? ¿No es ella la que tiene toda la información sobre qué operaciones comienzan a ser riesgosas dependiendo de los niveles de bursatilidad de las acciones? ¿Perdió la Bolsa la objetividad al tener como miembro de su Junta a Rodrigo Jaramillo, presidente de InterBolsa?

Tampoco se salva el Autorregulador del Mercado de Valores, cuya función es regular, supervisar, certificar y disciplinar el mercado bursátil. ¿En dónde están las investigaciones sobre InterBolsa y/o Fabricato? ¿En dónde están los controles de advertencia y las alarmas tempranas sobre todo lo que está pasando? ¿Perdió también la objetividad por ser InterBolsa uno de sus miembros asociados?

Ahora resulta que nadie vio ni oyó nada, que la junta nunca miró un balance, que los revisores fiscales tampoco detectaron nada fuera de la común, que ni la Superintendencia ni la Bolsa ni el Autorregulador vieron algo anormal y que los pocos que sí sabían se quedaron callados. Solo cuando InterBolsa incumple un crédito por $20.000 millones con el BBVA el pasado jueves 1 de noviembre, se destapa todo este asunto. Es increíble que el caricaturista Vladdo se hubiera enterado de los problemas de liquidez de InterBolsa antes que la junta de la empresa, la Superfinanciera, la Bolsa de Colombia y el Autorregulador.

La omisión de las autoridades no es nueva. Lo mismo sucedió con Proyectar, Factor Group, DMG y el boyante Grupo Nule. A todas ellas llegaron las autoridades cuando ya era muy tarde y el incendio se había propagado. ¿Cuánta gente perdió dinero en esas ‘seudo-pirámides’ financieras? ¿Cuánta gente pagará ahora los platos rotos de InterBolsa? ¿Quiénes están detrás de esos $300.000 millones en repos de Fabricato? ¿Quiénes están detrás de los $600.000 millones en repos totales que tiene InterBolsa? ¿Qué va a pasar con los $1,5 billones en repos que hay en todo el mercado? ¿Qué va a pasar con la gente que dejó su plata en la comisionista? ¿Qué va a pasar con los accionistas, tanto de InterBolsa como de Fabricato? ¿Suspenderán también la acción de la textilera?

Es en épocas de prosperidad, como la actual, en donde se gestan euforias, abusos y oportunismos que pueden terminar en crisis complicadas como la de Europa y la que atravesó Estados Unidos. Hay que fortalecer urgentemente la regulación y la vigilancia en el mercado. Ojalá no sea muy tarde.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

>

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×