Desarrollo exportador

| 11/29/2002 12:00:00 AM

Desarrollo exportador

Una mirada a las proyecciones de balanza de pagos del Banco de la República para los próximos años es suficiente para entender la dramática necesidad que tiene Colombia de impulsar su desarrollo hacia afuera. Incluso suponiendo que se hace el ajuste fiscal, el país solo podrá atender los compromisos de deuda adquiridos en el pasado si logra un rápido crecimiento de las exportaciones y la inversión extranjera. Esta es también la única manera de crecer y generar empleo.



Afortunadamente, en Colombia ya hay conciencia de esta necesidad y buena parte de los proyectos que se están llevando a cabo tiene como objetivo las exportaciones. Así se desprende del análisis detallado que se hace en esta edición sobre las cadenas productivas que están operando en el país, y también de los planes de negocios que se presentaron este año a Ventures2002, la competencia de planes de negocios que se inició hace tres años, bajo el liderazgo de Dinero y McKinsey & Co. y que hoy cuenta con la participación de Portafolio y Fidubogotá, cuyo objetivo es estimular la creación de empresas nuevas.



En las cadenas más exitosas, como confecciones, plásticos y vehículos, es evidente hoy que los empresarios líderes han asumido una perspectiva global. Además, han entendido la necesidad de fortalecer las raíces de su competitividad, trabajando tanto con sus proveedores de insumos como con sus clientes para que ellos también sean más competitivos. Solo así, operando como verdaderas cadenas productivas, será posible participar con productos de creciente valor agregado en los mercados internacionales.



Un caso muy interesante, que ha sido destacado internacionalmente por el profesor Michael Porter de la Universidad de Harvard, es el de la cadena del plástico, liderada por Acoplásticos. Allí se ha entendido que el incremento de la competitividad depende de la cooperación de todos los eslabones de la cadena, desde el más fuerte hasta el más débil. La difusión de conocimiento por parte del Instituto de Capacitación e Investigación del Plástico y del Caucho ha sido determinante para lograr la integración.



Resulta más estimulante aún verificar que los proyectos de nuevos emprendedores se orientan sin tapujos al mercado internacional. Los siete proyectos que resultaron ganadores en Ventures2002, cuya premiación se llevó a cabo el pasado 26 de noviembre, están concebidos para competir en el mercado externo.



Este año, el proyecto que obtuvo el primer puesto fue Globotech, una empresa en etapa experimental que crea, desarrolla y comercializa displays desarmables, que funcionan como un sistema de piezas universales para ser utilizadas en ferias, eventos, degustaciones, exhibiciones, etc. El segundo lugar fue para Boc Bioorgánica, un proyecto de biotecnología para la producción de un fertilizante orgánico de alto rendimiento y altas concentraciones de ácido húmico. Bodega Virtual, que obtuvo el tercer puesto, busca convertirse en el canal de comercialización externa de las pequeñas y medianas empresas del país, iniciando una primera fase con la exportación de ataúdes fabricados en madera aglomerada con destino al mercado latino en California.



Estos ejemplos muestran que en Colombia se está gestando una nueva mentalidad, que entiende que conquistar el mercado internacional no es algo excepcional, sino un objetivo básico de todo empresario que se respete. Si este cambio de paradigma se consolida, Colombia podría pasar a una nueva etapa de desarrollo exportador. Esta evolución no puede truncarse. En ella están puestas las perspectivas de crecimiento y de generación de empleo en el país.

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.