| 5/9/2012 6:00:00 PM

¿Cuánto vale un amigo?

Facebook puede llegar a valer 100.000 millones de dólares el día de su debut en bolsa y partir en dos la historia de las puntocom.

El planeta económico no habla de otra cosa: la salida a bolsa de Facebook el próximo 18 de mayo. Se trata, ni más ni menos, de la mayor Oferta Pública Inicial (IPO) de acciones en la historia del internet, que espera recoger cerca de US$11.000 millones. Equivale a casi seis veces el debut bursátil de Google hace ocho años, cuando recaudó unos US$1.900 millones de un solo golpe.

Si todo sale como se espera, cada acción de Facebook costará entre US$28 y US$35. En este último caso, la compañía quedaría valiendo la astronómica cifra de US$96.000 millones. Sería prácticamente la misma suma que vale hoy en bolsa una multinacional como McDonald’s (US$101.000 millones). De hecho, si Facebook llega a ese nivel de capitalización bursátil, quedaría en el puesto 42 de las corporaciones más valiosas del planeta, justo después de China Petroleum y por encima de Anheuser-Busch.

Todo eso sin necesidad de vender petróleo, fabricar computadores, comercializar medicinas, producir carros o vender comida. Solo bastó hacer amigos. Son más de 901 millones de amigos en la actualidad, para ser exactos. Una base de datos que vale oro y que es imposible contabilizar como cualquier otro activo sobre la faz de la tierra. Facebook permite cruzar gustos y preferencias de las personas, además de charlar y conversar entre amigos de manera instantánea. Encarna la posibilidad de generar anuncios en tiempo real, hechos a la medida de cada cual.

De hecho, tras su debut en el Nasdaq, es muy posible que aparezcan nuevos productos con la marca Facebook, pues la diversificación será una forma de generar ingresos diferentes a la publicidad. Así ocurrió con Google, que tras saltar a la bolsa en 2004 pasó de ser tan solo un motor de búsqueda a convertirse en un conglomerado que ofrece más de 600 productos diferentes.

Las proyecciones de la empresa son espectaculares. Según la firma analista Stern Agee, la red social tendrá 1.500 millones de usuarios en cuatro años, el doble de los que tiene hoy. Más impresionante aún, tendrá 16% de la torta mundial de la publicidad en 2015. Con un ingrediente adicional a su favor: 60% de sus usuarios visitan el sitio todos los días. Eso no pasa con ningún otro medio ni página web del planeta.

El debut de Facebook en la bolsa será un hit sin precedentes. Su dueño –Mark Zuckerberg, con 28,4% de las acciones– será uno de los grandes billonarios del mundo. Según Bloomberg, su fortuna ascenderá a US$17.000 millones tras la oferta pública y será más rico que Steve Ballmer, cofundador y presidente de Microsoft.

Esta es la mayor ironía, si se tiene en cuenta que Zuckerberg nunca ha querido ser millonario. De hecho, su pensamiento no es el del típico capitalista y afirma que nunca se levanta pensando en cómo hacer más dinero. En la carta que envió a los potenciales inversionistas la semana pasada, dice que su empresa no nació para ser una compañía, sino para cumplir una “misión social”: conectar al mundo.

He ahí el quid del asunto. Zuckerberg no crea servicios para hacer dinero, crea dinero para hacer mejores servicios. Esa es su lógica correcta para construir las cosas. Y es el mismo pensamiento que han tenido otros grandes genios empresariales del mundo de la informática como Steve Jobs y Bill Gates.

Chapeau para todos ellos y buena suerte para Facebook, la red social más poderosa del planeta.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?