| 1/1/1995 12:00:00 AM

¿Carta blanca?

AL GOBIERNO DE Samper no le gusta la iniciativa privada. Rompiendo una promesa de campaña (en Colombia eso no importa), está anunciando aumentar los impuestos para sufragar el gigantesco gasto público que está proyectado en el plan de desarrollo. En la campaña, Samper manifestó que no bajaría impuestos porque en 1997 se reducían automáticamente las tarifas de IVA y cíe renta al 12% y 30%, respectivamente, según lo establecido en la actual legislación. Sin embargo, el gobierno ya anunció una reforma, no sólo para convertir las mayores tarifas actuales en permanentes, sino también para "corregir unas inequidades", como aumentarle la retención a los empleados con salario integral.

Es cierto que acá en Colombia a nadie le importa qué es exactamente lo que financia el gasto público. El Congreso nunca ha cumplido la labor fiscalizadora que le corresponde y la opinión pública se deja engañar fácilmente. Basta que un funcionario diga que se trata de gasto "social" para que la gente y los medios queden satisfechos. Pero vaya cualquiera a ver qué hay detrás cíe ese gasto. Pagos a una burocracia altamente corrupta, donde todo se lo roban, donde todo lo despilfarran. Esos dineros simple y llanamente no benefician a la población cíe menores recursos: se pierden en mitad del camino por el desgreño administrativo.

Si el problema social se resolviera con más gasto público, zonas como Arauca, que han recibido todo el dinero del mundo por la explotación de Caño Limón, serían hoy en día un paraíso de paz y prosperidad.

Si el problema social se resolviera con más gasto público, algún efecto tangible hubieran tenido los miles de millones de pesos que se gastaron durante el gobierno anterior desde la Presidencia de la República en una infinidad de "programitas sociales", que ante todo financiaron asesores y burocracia.

Más impuestos y más gasto, sin importar la eficiencia de ese gasto y sacrificando la generación de empleo en el sector privado, no parece ser la solución. El costo de la propuesta gubernamental es demasiado alto como para conceder carta blanca.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?