| 7/1/1994 12:00:00 AM

A César y Rudy lo que...

HOMMES DECLARÓ, en una de sus primeras salidas, que posteriormente lo hicieron famoso, que si la inflación no bajaba ese año a 22%, renunciaba. La inflación en 1990 acabó en 28%. Afortunadamente, Rudy no cumplió su promesa y se quedó, siempre con esa meta, a duras penas cumpliéndola, pero haciendo su tarea en otras áreas. Porque si alguien ha hecho méritos en este gobierno, además del presidente, es Rudy. Su sentido del humor le permitió capear el temporal de ser ministro de Hacienda durante cuatro años, récord únicamente alcanzado por Abdón Espinosa, en la presidencia de Lleras Restrepo. Y Gaviria tuvo el acierto de mantenerlo esos cuatro años, al igual que a Armando Montenegro, el jefe de Planeación Nacional, lo cual le dio consistencia y permanencia a la política económica.

El que el presidente tuviera el título de economista se notó en el manejo del país. Ningún presidente ha tenido la comprensión de los fenómenos económicos, ni la visión futurista de Gaviria. Ningún ministro de Hacienda ha salido con tanto prestigio y respeto como Rudy. La labor de ministro de Hacienda es desgastante. A Rudy, por el contrario, lo engrandeció. Y Gaviria sale con un prestigio inusitado para un mandatario que termina su período.

En el balance final, la llave Gaviria - Hommes - Montenegro sale ganadora. Los más superan a los menos. Los menos fueron, entre otros, un gasto público excesivamente alto, que no llegó a donde debía, una cierta laxitud en el control de la inflación, el apagón, el desbarajuste de las aduanas y la falta de una acción más decidida en materia de infraestructura.

Los más fueron la reforma al régimen laboral, la apertura comercial, la liberación cambiaria, la reforma financiera, la privatización de bancos nacionalizados, la independencia de la junta Directiva del Banco de la República, el acuerdo de libre comercio con Venezuela, la privatización de los puertos y la política de cielos abiertos. Y se quedan algunos otros más en el tintero.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?