Dinero.com Revista Dinero

20 años de Dinero

| 8/21/2013 6:00:00 PM

20 años de Dinero

Desde su fundación en 1993, Dinero se ha propuesto ser útil para los lectores que viven los cambios de los negocios y la economía. Por el camino se ha reinventado varias veces.

Sería tentador decir que “20 años no es nada”, pero eso sería una mentira. Al examinar lo que ha ocurrido en los negocios y la economía en Colombia, se ve a leguas que en dos décadas pasan muchísimas cosas, cambios irreversibles, eventos transformadores cuyas implicaciones aún están por verse. Y si ponemos la mirada hacia adelante, a los próximos 20 años, aparece un panorama aún más vertiginoso para la sociedad colombiana. No hay mucho espacio para la nostalgia.

Desde sus inicios, la revista Dinero se propuso un objetivo simple y ambicioso: ser útil para sus lectores, que son los protagonistas de los cambios en la economía y las empresas colombianas. La revista nació en 1993. El espíritu de la época estaba marcado por la anticipación y la expectativa. Después de años de debates en el país, el gobierno de César Gaviria tomó el toro por los cuernos y emprendió la apertura de la economía como gran proyecto para Colombia. Para el mundo empresarial, esa fue una terapia de choque. Nadie podía anticipar con absoluta precisión lo que ocurriría a partir de allí, pero era claro que venía una gran transformación. Los empresarios estaban ávidos por contar con más información, nuevas interpretaciones, más ideas y navegar el complejo mundo que se abría ante sus ojos.

Para el equipo editorial de esta revista siempre ha sido clara la necesidad de adaptarse a la época y reinventarse, con el fin de cumplir la misión de ser útil. ¿Cómo ser útil en Colombia, donde el cambio es la norma?

El país apenas comenzaba a adaptarse al esquema de apertura cuando ocurrió la crisis financiera de 1998, la más profunda de las que tuvieron lugar el siglo pasado. Los empresarios colombianos, que habían crecido bajo el paradigma de que esta era la economía más estable del hemisferio, se vieron obligados a volverse especialistas en manejo de tormentas y naufragios. Dinero tuvo en esa época un papel vital al anticipar lo que venía (fue la primera publicación que avizoró el drástico cambio a comienzos de 1999, con un pronóstico de cero crecimiento en su portada); al explicar a los empresarios las transformaciones de la política económica; y al mantener el optimismo, destacando ejemplos de empresarios que no se rendían en la lucha y lograban resultados positivos en medio del caos.

En la primera mitad de la década de 2000, el entorno estaba marcado por la búsqueda de nuevos caminos tras la crisis. La revista ayudó a sus lectores a comprender las exigencias que enfrentaba Colombia en la construcción de su nuevo camino. Los grandes retos en términos de productividad y competitividad que enfrentaba el país debían ser asumidos por cada empresa. La revista se ocupó de ayudar a sus lectores a entender las implicaciones de este nuevo entorno, al mismo tiempo que analizaba y divulgaba nuevos modelos de las empresas líderes que estaban asumiendo los retos de la focalización de sus negocios y la internacionalización. Para los empresarios, este era el momento de tomar la iniciativa y la revista los ayudó a entender y asumir estos desafíos.

A partir de la segunda mitad de la década de 2000 se hicieron evidentes las señales de una nueva transformación de la economía colombiana cuyas consecuencias vivimos hoy. En 2008 el mundo sufrió el embate de Lehman Brothers y de la peor crisis financiera global desde los años 30, pero Colombia fue uno de los países donde el desastre tuvo consecuencias limitadas. La estructura económica cambió y los hidrocarburos y energéticos se convirtieron en grandes generadores de divisas, mientras la manufactura y la agricultura redujeron su participación. La apreciación del peso se convirtió en una tendencia de largo plazo, lo que reforzó el atractivo del país para los inversionistas extranjeros. La clase media se expandió enormemente, trayendo consigo más aspiraciones y expectativas. Y la corrupción se sofisticó.

Es una Colombia bien diferente a la de hace 20 años. La economía definitivamente se globaliza y el país tiene la oportunidad de consolidarse como un líder económico y político en América Latina. Las empresas son cada vez más ágiles en aprovechar las oportunidades, adoptando estrategias y modernos sistemas de gestión. La innovación y el emprendimiento están a la orden del día.

Dinero estará presente en los próximos 20 años de Colombia. Nos hemos propuesto llegar a audiencias más amplias, con información y enfoques novedosos, recogiendo las preocupaciones de la gente que se mueve en los distintos ámbitos de los negocios. En un mundo donde los medios impresos están en crisis, Dinero ha hecho su parte para demostrar que la experiencia de leer una revista ofrece un valor insustituible y que la crisis puede ser vista como sinónimo de oportunidad. Dinero ya no se define solamente como una publicación impresa, sino como un proveedor de contenido multiplataforma: la revista está disponible para suscriptores en iPad, al tiempo que Dinero.com se perfila como una de las fuentes de información preferidas por quienes buscan enterarse sobre economía y negocios en tiempo real.

La historia continúa. En este aniversario queremos agradecer a nuestra comunidad de lectores y seguidores y aprovechar la oportunidad para reiterarles nuestro compromiso. Nuestra misión es simple y ambiciosa: ser útiles para ustedes. Seguiremos atentos a los cambios y seguiremos transformándonos cada día para cumplir este mandato.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

>

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×