| 12/16/2015 7:00:00 PM

Panorama de la infraestructura en 2016

En 2016 sabremos si sale adelante el Metro, cómo arrancan las obras de 4G y si el Plan Maestro tendrá plata para llevarlo del papel al asfalto.

El año 2016 será el de los negocios de infraestructura y los primeros meses serán muy dinámicos. Por una parte se tiene prevista la adjudicación de un megacontrato para renovar los buses de Transmilenio de las fases 1 y 2 del sistema; negocio de renovación de flota que se puede acercar a los $2 billones.

El Gobierno también anunció un ambicioso Plan Maestro de transporte a 2035, pero será en 2016 cuando se defina de dónde podrán salir los recursos para financiarlo, una de las opciones es que incluyan nuevos impuestos en la reforma tributaria. Y la cereza del pastel será el programa 4G.

Durante todo el año, los constructores deben pasar de obras de mantenimiento a ampliación de vías y ejecución de puentes, túneles y viaductos. Como si fuera poco, también se definirá la suerte del Metro de Bogotá. Así se moverá el año.

Metro a metro

Si hay un proyecto ‘cacareado’ en el país es el Metro para Bogotá.
Hay cheque y estudios, pero no se sabe si es mejor hacerlo por arriba o subterráneo. El alcalde que asume el 1 de enero, Enrique Peñalosa, afirma que sí lo va a hacer y que se tardará 5 años menos en hacerlo si un tramo se construye elevado.

También señaló que esos ahorros que se generan por hacerlo elevado podrán aumentar el trazado de la primera línea y que tiene como objetivo duplicar las troncales de Transmilenio. El Metro es un proyecto tan complejo que en 2016 no pasará de los planos, los pliegos de licitación y más estudios. En el mejor de los casos, la construcción se iniciaría en el segundo semestre de 2017. Veremos.

Transmilenio 2.0

El sistema Transmilenio de Bogotá derivará en dos importantes negocios en 2016. El primero está atado a la renovación de unos mil buses articulados de las fases 1 y 2 cuyo costo se aproxima a los $2 billones. La pregunta clave en este caso es si el combustible de estos buses cambiará del diésel al gas o, incluso –como ha sugerido el alcalde saliente, Gustavo Petro–, con baterías eléctricas.

Proveedores como Scania, de Suecia, consideran que el mercado aún no está maduro para cambiar a eléctrico y que la mejor opción son buses alimentados con gas natural o diésel de bajísimas emisiones contaminantes. Algunos empresarios del sector, como Víctor Martínez, creen que ‘nos cogió la noche’ para contratar estos buses y que será necesaria una prórroga en 2016 de los buses que circulan hoy –y que, en algunos casos– ya completaron más del millón de kilómetros.

El otro gran negocio serán las troncales del sistema que estructure y licite el alcalde entrante Enrique Peñalosa. La idea del mandatario entrante es duplicar los kilómetros, así que las cifras que se manejan no son de poca monta.

4G

La plata para los proyectos de 4G se está consiguiendo. Algunos constructores pagarán más en intereses por el aumento de tasas y el efecto Conalvías, y otros tendrán que acudir al mercado de capitales para completar las cuentas.

Se estima que en marzo de 2016 se sabrá en qué condiciones se lograron los cierres financieros con los bancos, pero solo en el segundo semestre y en 2017 se conocerá qué tan efectivos fueron para garantizar la construcción de las obras. Al tiempo que se negocian los cierres, algunas firmas de abogados refuerzan su staff para atender los conflictos que se vienen. “Ya hay reclamaciones por parte de contratistas de 4G; si no hay acuerdos, ellos iniciarán pleitos”, anticipó una de las representantes de una firma de abogados.

5G y 6G

La quinta y sexta generación de concesiones viales parecen estar en camino.
El Plan Maestro que el Gobierno presentó en noviembre requerirá altas dosis de voluntad política y dinero. Aunque se habla de $208 billones en 20 años, el verdadero precio de las obras, incluido el mantenimiento de las mismas, será de $290 billones. Entre las opciones para financiar el plan están: un impuesto para vehículos nuevos, cobros por congestión, más impuestos a la gasolina e incluso arrendar terrenos baldíos de la altillanura para financiar vías como San José del Guaviare-Puerto Carreño.

Como dijo el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, a los ingenieros presentes en el Congreso de Infraestructura: “En un año el país estará en construcción, el futuro depende de ustedes”.

Certificar los aeropuertos

El próximo año será clave para los aeropuertos del país, en especial para El Dorado, de Bogotá. La Aerocivil anunció que iniciará el proceso para certificar internacionalmente a no menos de tres aeropuertos del país. En 2016 podrían quedar certificados Cúcuta, Bucaramanga y Pereira, y en 2017 El Dorado, de Bogotá, junto con Barranquilla, Cali y Cartagena. En la actualidad ninguna terminal cuenta con esta certificación. En Bogotá iniciarán nuevas obras de ampliación del aeropuerto, se demolerá la antigua torre de control y se pondrá en marcha el nuevo sistema de aeronavegación que permitirá pasar de 56 a 90 operaciones por hora. Este plan representará ahorros por US$105 millones por año.

Mejores colegios

El Gobierno presentó un plan de inversiones por $4,5 billones para nuevos colegios.
La estrategia, denominada Colegios 10, prevé la construcción de 30.693 aulas para que en 2018 haya jornada única en todo el país. Los nuevos centros de enseñanza tendrán, aparte de las aulas, laboratorios de física y química, restaurante, biblioteca, salón de bilingüismo, canchas múltiples y zonas verdes.

La meta del Ejecutivo es construir al menos uno de estos colegios en cada uno de los municipios del país y, de esta manera, atender 60% del actual déficit nacional de infraestructura física.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?