| 1/23/2013 6:00:00 PM

Tras los ferrocarriles

Con la expectativa de sacarles provecho a los US$21.000 millones que destinará el Gobierno en los próximos diez años a la infraestructura ferroviaria, llegó al país la canadiense Canarail, que se asoció con la firma A. de G. Ingeniería de Colombia. Su meta es meterse en el negocio de los ferrocarriles para minería. La colombiana funciona desde 1992 y se ha dedicado a estudios de factibilidad para proyectos ferroviarios y al diseño de ferrocarriles. La canadiense, por su parte, arrancó en 1991 y es miembro del grupo francés Systra, primera empresa mundial de ingeniería ferroviaria.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?