| 10/30/2013 6:00:00 PM

También en educación

El año pasado el colegio bogotano La Candelaria fue comprado por el príncipe Maximiliano de Liechtenstein y un grupo de inversionistas internacionales que hasta ahora han gastado US$7 millones en la institución. Lo que pocos saben es que entre los socios del Príncipe está Alejandro Santo Domingo. Sin embargo, su presencia no explica la decisión de traer los colegios Knightsbridge Schools a Colombia (están en Reino Unido, Montenegro, Turquía y Panamá). La motivación fue de otro socio, el magnate griego Dimitri Goulandris y compañero de Santo Domingo en Harvard, quien tuvo novia colombiana y quería invertir en el país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?