| 12/18/2014 6:00:00 AM

Solicitud negada

En septiembre la filial de la minera canadiense Seafield Resources, que tiene un depósito aurífero en Risaralda, le solicitó a la Supersociedades que la admitiera en un proceso de reorganización, debido a que no pudo pagar un crédito por US$132 millones con una financiera australiana. La decisión se demoró, pues la empresa no presentó los documentos requeridos y, cuando lo hizo, la Supersociedades le negó la solicitud, pues en el entretanto lograron un acuerdo para que la financiera y KPMG Canadá asumieran el control de la empresa. Aunque parece el fin, faltan capítulos por escribir, pues las firmas de abogados involucradas buscarán compensar a las partes.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?