| 7/10/2013 6:00:00 PM

A reestructuración

Para mediados de julio, los administradores de las Salinas Marítimas de Manaure (Sama) tienen previsto presentar ante la Superintendencia de Sociedades una solicitud de reestructuración. La empresa –que tiene la mayor capacidad de producción de sal del país– necesita buscar nuevos mecanismos para su supervivencia, hoy en entredicho. Pero antes deberá solucionar dos temas claves: un paro de trabajadores que reclaman pagos retrasados por unos $200 millones y unos giros del gobierno por $5.000 millones que quedaron pendientes en el IFI de hace varios años.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?