| 1/21/2016 12:00:00 AM

No hay dilución

La llegada de los recursos de la venta de Isagen al Fondes y de allí a fortalecer el patrimonio técnico de la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN) para apalancar proyectos de infraestructura generó un reto para el Gobierno, pues con esos recursos no quería diluir a los otros socios (IFC, CAF y Sumitomo) que le dan fortaleza a su gobierno corporativo. Decidió, entonces, que el dinero ingrese bajo el concepto de bono híbrido, un instrumento diseñado por la regulación para que haga parte del patrimonio técnico de la institución sin que sea equity puro. Así, el Gobierno mantiene cerca de 70% de la FDN, y sus socios, cada uno, cerca de 10%, sin diluirse.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?