| 1/23/2013 6:00:00 PM

Malas noticias

La caída en los precios del carbón y los reveses en la bolsa que sufrió el magnate brasilero Eike Batista el año pasado, tienen contra la pared a uno de los más promisorios proyectos de minería en la Guajira: CCX. Este incluía tres minas, un puerto y un ferrocarril, todos tasados en US$4.000 millones. Batista, que creó CCX Colombia para explotar dicho proyecto, acaba de anunciar su reestructuración. El impacto en Colombia será inmediato, pues se estima un recorte de por lo menos 50% de la nómina. Tan preocupado está Batista, que el 21 de enero anunció una OPA para recomprar las acciones de la carbonera colombiana y, a cambio, entregará títulos de otras de sus compañías.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?