| 4/11/2012 6:00:00 PM

Cruda negociación

Las tensiones salariales en el sector petrolero continúan. Ahora el turno es para la Refinería de Cartagena, donde 300 trabajadores de la contratista Chicago Bridge & Iron entraron en paro pidiendo mejoras salariales y laborales. Según el presidente de la USO, Rodolfo Vecino, los trabajadores petroleros quieren que el sector tenga condiciones básicas de salario que se apliquen en todas las compañías y cuyo marco sean las condiciones de Ecopetrol. La petición tiene con los pelos de punta a la industria, porque el estándar laboral de Ecopetrol es muy alto. La modernización de la Refinería vale  US$4.000 millones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?