| 9/26/2012 12:00:00 AM

Tras los indecisos

Tras los indecisos
Se estima que para las elecciones de noviembre, 10% del electorado aún no ha escogido candidato. Por eso, las campañas apuntan a convencerlos en los tres debates televisivos de octubre. Un análisis del diario chileno La Tercera asegura que históricamente los debates han ayudado a ratificar al ganador y la mejor prueba se dio con el primer debate televisado, que fue entre John F. Kennedy y Richard Nixon. Kennedy reconoció que esa aparición en la pantalla chica fue clave en su triunfo.

Desde 1960, el debate presidencial con mayor audiencia fue el de Jimmy Carter y Gerald Ford, con 80,6 millones de televidentes. Desde esa época el rating se ha venido reduciendo (el punto más bajo fue en el segundo debate entre Bill Clinton y Bob Dole, con 36,3 millones de espectadores). Para la actual campaña, tanto Obama como Romney se están preparando con expertos, pues en el debate no solo deben exponer sus ideas claramente, sino ser buenos actores y convencer a la teleaudiencia. Se prevé que el actual mandatario podría tener ventaja, pues es mucho mejor orador. Pero Obama podría estar un poco fuera de forma para los debates electorales, ya que Romney viene practicando desde las primarias republicanas.

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.