| 1/31/2012 12:00:00 AM

Megaupload, el otro camino

Megaupload, el otro camino

Con el cierre del servicio para compartir archivos digitales a través de internet Megaupload, el Departamento de Estado y el FBI demostraron que no es necesario crear nuevas leyes –como SOPA o PIPA– para enfrentar a quienes patrocinen de alguna forma la piratería.

Inicialmente, el gobierno de Estados Unidos pudo acabar con este sitio web porque utilizaba el dominio .com –lo que quiere decir que está bajo jurisdicción de ese país–. Luego acudió a la cooperación internacional para que Nueva Zelanda, donde Megaupload centralizaba sus operaciones, confiscara sus equipos y capturara a su propietario, Kim Dotcom, que ahora enfrenta un pedido de extradición.

Cabe anotar que este servicio junto a su similar Rapidshare, eran los responsables de 40% de las descargas de contenidos ilegales en internet y, de paso, uno de los argumentos para la creación de nuevas leyes en Estados Unidos y Europa, como SOPA y PIPA.

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.