| 3/6/2013 12:00:00 AM

La baraja de sucesión

La baraja de sucesión
¿A quién le confiará el chavismo sus banderas? Por ahora el vicepresidente Nicolás Maduro y el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, parecen ser los más calificados. ¿Qué implicaría para Colombia la llegada de cualquiera de los dos al poder?

1- Nicolás Maduro. De 49 años, puede reclamar su condición de “heredero” pues Chávez le confió las riendas de Venezuela en diciembre de 2012. De origen humilde, conductor del metro y líder sindical, se formó para el servicio público bajo la égida de Chávez, quien lo hizo canciller y le encargó misiones claves: impulsar escenarios multilaterales desapegados de la OEA, como el Alba y Unasur; consolidar relaciones con oriente e idear fórmulas pragmáticas para reconstruir relaciones con Colombia. Aunque lo consideran un ‘clon’ del desaparecido mandatario, Maduro nunca ha sido de la entraña de las Fuerzas Armadas y eso puede ponerlo en condición de desventaja frente a potenciales competidores como Diosdado Cabello. En Colombia, Maduro es considerado un hombre dispuesto a la cooperación binacional.

2- Diosdado Cabello. Este oficial en uso de buen retiro le ayudó a Chávez a construir fuertes lazos de lealtad en los círculos militares, aunque jamás ha podido asimilar la injerencia cubana en los servicios de inteligencia y seguridad. Es uno de los pocos funcionarios que se mostró parco y distante después de que Colombia y Venezuela recuperaran sus relaciones diplomáticas y firmaran, simbólicamente, en la Quinta de San Pedro un pacto de no agresión con el gobierno Santos. Si llegara al poder, no existe garantía plena de que mantendría a su país en la vía de la distensión y cooperación con Colombia.

3- El clan Chávez.
Adán, hermano del presidente Chávez, llegó bajo su tutela a la gobernación de Barinas. Sin embargo, no se le reconoce un perfil político destacado. Por eso no encarna un liderazgo comparable, por ejemplo, al que en Cuba le permitió a Raúl Castro reemplazar a su hermano Fidel. Por su parte, María Gabriela Chávez, hija del desaparecido líder, estuvo en Miraflores en calidad de primera dama después de que su padre se divorciara. Nunca ha ejercido responsabilidades de Estado y por eso no tendría cómo llegar a la presidencia.

4- Elías Jaua. Tiene a su favor el hecho de haber sido vicepresidente de Chávez en la época de mayor radicalismo del oficialismo. Pero no es hábil en la arena electoral y en su contra pesa la reciente derrota por la gobernación de Miranda, frente a Henrique Capriles, figura rutilante de la oposición. Sus relaciones con Cabello no son fluidas, pero su empatía con Maduro no admite dudas. Por eso, los amigos del actual vicepresidente preferirían tenerlo como aliado. No hay razones para creer que bajo un gobierno suyo las relaciones volverían a deteriorarse.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.