Dinero.com Revista Dinero

| 1/23/2013 12:00:00 AM

Finca raíz: los ladrillos de siempre

La desconfianza generada por InterBolsa le imprime más fuerza a la inversión en activos inmobiliarios.

La finca raíz, que venía impulsada por las bajas tasas de interés y la inversión extranjera, recibirá este año un empujón adicional por cuenta del descalabro de InterBolsa. Inversionistas que tenían planeado apostarle al mercado de valores cambiaron de opinión y prefieren gastarse su plata en ladrillos. “Ya lo estamos sintiendo y estimamos que este movimiento debe presionar aún más los precios a corto plazo”, aseguran en la multinacional inmobiliaria Cushman & Wakefield.

La preocupación por un posible sobrecalentamiento de los precios de la finca raíz es uno de los temores a la hora de invertir, pero los expertos coinciden en afirmar que los activos inmobiliarios son una interesante alternativa de inversión para este año, siempre y cuando se haga una buena selección.

“Si se va a invertir en finca raíz hay que tener en cuenta tres factores: comprar al precio justo, tener un inquilino de calidad y asegurarse de que el inmueble tenga potencial de valorización. Si no se cumplen esas tres condiciones, es mejor buscar otra opción”, aconseja Alfredo Ángel, vicepresidente de fondos de Fiducor.

Constructores, inmobiliarios y analistas descartan la existencia de una burbuja de precios general, aunque podría estar en viviendas de estrato alto. No obstante, no prevén un derrumbe de los precios.

Los problemas para construir en Bogotá, por la falta de tierra y por la normatividad de la actual administración, hacen que muchos no recomienden la Capital para invertir en finca raíz. Sin embargo José Ignacio Robledo, de Terranum, piensa que Bogotá no puede ser descartada en los planes de los inversionistas, pues la ciudad recibe 90% de la inversión extranjera y genera 45% del consumo interno.

Dónde sí

Inmuebles relacionados con actividad logística y con comercio exterior. Están rezagados en precios.

Las oficinas para grandes empresas, ante la inversión extranjera directa récord.

Vivienda, pero en estratos medios y bajos, donde aún persiste una gran demanda insatisfecha. 50% de los hogares vive en arriendo.

En Barranquilla y Cali, por su cercanía a los puertos.

Dónde no


En oficinas pequeñas, porque los precios están muy altos.

En vivienda de estrato alto en Bogotá y Cartagena, por el mismo motivo.

En centros comerciales y en hoteles, porque hay mucha oferta y se debe buscar con cuidado.


¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

}
>

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×