| 8/1/2012 12:00:00 AM

Blandiendo la espada

Blandiendo la espada
Los principales responsables de la aplicación del Plan Espada de Honor consideran que las amenazas no tienen la dimensión que le dan los críticos del Gobierno y estiman que la falta de información sobre la integralidad de la estrategia ha contribuido a generar ruidos innecesarios.

La Jefatura de Operaciones del Ejército, a cargo del general Jaime Esguerra Santos, y los comandantes de fuerza hacen un seguimiento permanente a la ejecución del Plan, cuya meta es asestar un golpe final a las Farc. La cuarta parte del aparato armado de las Farc se concentra precisamente en las zonas con las mayores reservas energéticas del país.

En la cúpula militar no hay duda de que los nuevos resultados se percibirán pronto. 34% del pie de fuerza del Ejército quedará dispuesto para la protección de la infraestructura energética y minera del país y supera en dos puntos porcentuales al número de soldados destacados para otras misiones operativas. De los 240.000 hombres que conforman esta fuerza militar, cerca de 80.000 estarán a cargo de la protección de la infraestructura energética. De ellos, al menos 21.000 resguardarán la producción de hidrocarburos.

Ya fueron creadas siete nuevas Fuerzas de Tarea, unidades que se han convertido en el ‘coco’ de la guerrilla. La más antigua y emblemática de ellas, la fuerza de tarea Omega, fue punta de lanza en la operación que concluyó con la muerte del ‘Mono Jojoy’. La que opera en el Nudo del Paramillo llevó a buen puerto la Operación Troya, que impidió que la guerrilla copara espacios dejados por las autodefensas, y la del Sur del Tolima sacó de su territorio a Alfonso Cano, jefe de las Farc, y forzó su repliegue hacia el Cauca, donde fue abatido. Ahora proyectan golpes más contundentes en las áreas de producción petrolera.

El nuevo modelo difiere de los anteriores por su perfil integral, pues será aplicado bajo un sistema de inteligencia unificado, tendrá apoyo permanente de la Policía y del aparato judicial del Estado e incluirá acciones en el frente social para asegurar y consolidar las zonas donde el Gobierno avanza en el proceso de restitución de tierras.

Se ha asegurado un presupuesto de $1,9 billones, de los cuales $552.842 millones están destinados a fortalecer la movilidad de las tropas y $122.334 millones a afianzar la capacidad de combate nocturno.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.