| 6/13/2014 6:00:00 AM

Los de Recursos Humanos

El área de recursos humanos ha pasado de tareas tradicionales como selección de personal y manejo de nómina, a otras muy estratégicas como entrenamiento de líderes y retención de talento.

Muchos no quisieran estar en sus zapatos, por el tamaño de los desafíos y las complejas situaciones que manejan a diario. Pero los vicepresidentes de Recursos Humanos nacieron para trabajar por el desarrollo de los demás. Este rasgo de su personalidad les permite sentirse a gusto en procesos tradicionales como la selección de personal, la contratación o el manejo de la nómina, o en otros mucho más retadores como los que hoy ocupan sus agendas: desarrollo de carrera, formación de líderes y promoción del trabajo en equipo.

El papel del área de recursos humanos es clave porque de una buena selección de personal dependerá el desarrollo de la compañía. Como en el caso de un sembrador, se trata de un complejo trabajo de filigrana, que mezcla las mejores semillas, logra que se desarrollen adecuadamente y garantiza que la cosecha dé sus mejores frutos. Janice Hallot, vicepresidente de Recursos Humanos de Bavaria, recuerda que cuando era niña no tenía en mente una carrera específica pero estaba segura de que quería estar involucrada “en algún trabajo que hiciera la diferencia en la vida de las personas y de la sociedad”.

Hoy, esta sicóloga surafricana, que lleva algo más de un mes en Colombia, sabe que ha cambiado positivamente la vida de muchos en SABMiller, empresa con la que ha trabajado durante los últimos 19 años. Para Hallot, su papel en el área de recursos humanos es lograr que la gente sea competitiva a través de la capacidad de construir un rendimiento empresarial sostenible, garantizar el talento para hoy y mañana, habilitar el cambio organizacional y modelar los comportamientos de liderazgo deseados. Y la clave del éxito la encuentra en “ser un apasionado de lo que uno hace y estar alineado con los valores y la cultura de la empresa de la que uno elija ser parte”.

Lograr esa conexión del recurso humano con los valores y metas de la firma es el principal reto. Karim Grijalba, la vicepresidente de Gestión Humana en Sodimac, reconoce que esta no es una tarea fácil, especialmente en empresas de rápido crecimiento como la suya: cuando en 2006 llegó a la vicepresidencia, la compañía contaba con 860 colaboradores y este año ya supera los 7.200.

Los resultados financieros y de negocios de este proceso de crecimiento han sido muy exitosos, pero la alta ejecutiva cree que un tema clave ha sido reclutar el mejor talento y garantizar que todos estén alineados con los valores y las expectativas de la compañía. “Para Sodimac, el desafío no solo ha sido garantizar el crecimiento del negocio con nuevas tiendas, sino lograr reclutar el mejor talento, la gente que nos va a ayudar en el futuro y que hará que la compañía perdure”, asegura.

Pero conseguir que los mejores empleados se queden en la organización es una tarea que exige esfuerzo diario. Manuel Puerta, vicepresidente de Recursos Humanos de Cerrejón, cree que este es un trabajo que a diario se pone a prueba y, por eso, buena parte de su estrategia la enfoca en “hacerles la vida fácil y placentera a los trabajadores, que le encuentren un sentido digno al trabajo, que su labor sea lo suficientemente retadora para que con entusiasmo y dedicación cada uno logre lo mejor de sí”.

Como nunca antes, las compañías hoy deben competir muy fuerte por atraer y retener el mejor talento, pues cada día los empleados más destacados son asediados por quienes saben que la verdadera creación de valor se produce con colaboradores talentosos. Beltrán Benjumea, presidente de la consultora de talento Michael Page, asegura que hoy el área de recursos humanos tiene varios desafíos atados al dinamismo de los mercados laborales. “El primero de ellos es la retención, que hoy está respaldándose con salarios no solo monetarios sino también emocionales, y el segundo es el manejo del personal de manera remota”, asegura el experto.

El manejo del talento es el nuevo nombre del juego. De la pericia con la que se manejen las cartas del buen reclutamiento de personal, eficiente desarrollo de carrera y adecuadas compensaciones al desempeño, las empresas siempre podrán contar con los mejores equipos de colaboradores.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?