| 6/13/2014 6:00:00 AM

Los de Innovación

Las empresas colombianas están metidas en la ola de la innovación. Los encargados del área viven al límite porque de manera permanente tienen que estar promoviendo la transformación en sus compañías. Un cargo que no es para los que le tienen miedo al cambio.

Según Juan Pablo Fernández, el actual ejecutivo encargado de Innovación en Alpina, una de las cosas que más le gusta de su cargo es decirles cosas a los demás miembros de la organización que los “pongan nerviosos”. Se refiere Fernández a que desde su oficina salen todas las ideas que buscan transformar la manera de hacer las cosas en su empresa. Como es normal, la mayor parte de los trabajadores de una firma tiende a vivir en una zona de confort. Y la principal tarea del Vicepresidente de Innovación es sacarlos de este.

Catalina Ortiz, directora de Innpulsa, el programa del Gobierno que promueve los procesos de innovación en el país, cree que el cargo de “Investigación y Desarrollo” ha sufrido una transformación interesante. “Ellos estaban acostumbrados a estar de puertas para adentro de la empresa desarrollando nuevos productos y servicios en ‘secreto’. Eso todavía es así –y debe ser– en ciertas áreas de las empresas y en algunas industrias. Pero en la medida en que toman fuerza conceptos como el de la innovación abierta y la inversión corporativa a riesgo, dichos profesionales tienen un rol de ‘integrador’ de las mejores tecnologías del mundo para que le sirvan a los desafíos de innovación de su empresa”.

Eso significa que es necesario que estos profesionales tengan la capacidad de entender cuándo una tecnología puede resultar relevante para otro uso o área. “Imagínense si no se hubieran dado cuenta de que el Viagra, más que para el corazón, servía para la impotencia”, explica. Eso significa que un ejecutivo encargado de innovación tiene una capacidad visionaria: imaginar qué será necesario en el futuro de su empresa, con el objetivo de proponer nuevos proyectos y procedimientos.

Otro rasgo fundamental de los encargados de innovación es “tener disposición de colaborar, co-crear y cooperar”. Así pues, moverse con facilidad y trabajar en equipo es fundamental para ellos. “También se debe tener la humildad de entender que por bueno que yo sea, afuera de la empresa o de mi área, hay ideas y prácticas que yo puedo adoptar y que me hacen mejor”, manifiesta. Esto explica que entre la muestra de vicepresidentes de innovación se reúnan características tan disímiles. Los hay que hablan cuatro idiomas, los que coleccionan carros antiguos o los que practican diariamente el ciclismo.

En muchas compañías grandes como Cementos Argos, Grupo Nutresa, Grupo Orbis (antes Grupo Mundial) y Colmotores la innovación se ha puesto de moda. Allí los presupuestos de innovación pueden oscilar entre US$4 millones hasta US$50 millones. Por esta razón, las firmas empiezan a medir el impacto que la innovación está teniendo en sus balances. Por ejemplo, en el Grupo Nutresa ya 20% de sus ingresos está asociado a productos de innovación.

Entre los vicepresidentes de Innovación, es obvio que haya sorpresas. Por ejemplo, no solo están asociados a profesiones como la ingeniería de producción, la ingeniería industrial o la administración de empresas, también hay comunicadores sociales e ingenieros ambientales. Todos ellos han realizado estudios de posgrado, como especializaciones y maestrías. Además, buena parte logró un título en una universidad internacional como MIT y Maryland. La mayoría de ellos trabaja más de 9 horas al día y está casado. Su edad oscila entre los 36 y los 52 años y han logrado remuneraciones que superan los $20 millones y llegan hasta los $40 millones.

Todos ellos llevan más de 10 años en su empresa, a menos que se hubiera dado una reorganización recientemente, caso en el cual no llevan más de un año. Los vicepresidentes de Innovación tienen a su cargo equipos que les reportan directamente y que están conformados entre 12 y 70 personas. La innovación se está imponiendo en las empresas colombianas. Los resultados en muchas de ellas muestran que ese es el camino para mejorar los balances y mantener un dinamismo que les permita sobrevivir en el competido y vertiginoso mundo de hoy.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?