| 8/17/2017 12:00:00 AM

Un sector en evolución

Para los noventa, las firmas existentes empezaron de manera sistemática a construir relaciones internacionales

Los servicios legales han acompañado la internacionalización y el crecimiento de la economía del país. La inversión y las transacciones de gran envergadura han venido de la mano con la contratación de firmas de abogados para asesorar a las partes en dichas operaciones.

Como se describe a continuación, el mercado legal colombiano ha evolucionado a través de los años. Hasta la década de los 70, los servicios jurídicos eran prestados en su gran mayoría por abogados independientes y solo hasta finales de este periodo el concepto actual de firmas de abogados comenzó a implantarse en el país.

Coincidiendo con la modernización económica colombiana de los años 80, la implementación de procesos de privatización y la apertura de los servicios públicos, inició el boom de los bufetes en el país y la consolidación del concepto empresarial de nuestros días.

La demanda masiva de servicios jurídicos especializados requirió un modelo de asesoría legal diferente al que se daba en años anteriores. Para los noventa, las firmas existentes empezaron de manera sistemática a construir relaciones internacionales a través de redes especializadas y estableciendo alianzas particulares con firmas en el exterior. A pesar de estos acercamientos, los prestadores de servicios legales mantuvieron su origen netamente local.

Lea también: Las mejores firmas de abogados según Chambers & Partners

Así, desde 2010, con excepción de Baker McKenzie, firma que aterrizó en Colombia de la mano de Raisbeck Lara Rodríguez & Rueda en 1976, nuevos bufetes extranjeros comenzaron a desembarcar en el país.La llegada de Macleod Dixon en 2011, firma que se convirtió en Norton Rose Fulbright, marcó la llegada a Colombia de otros bufetes internacionales de origen norteamericano, inglés y español, así como el nacimiento de organizaciones multilatinas en 2012.

Si bien las firmas de abogados en nuestros días son fruto de la modernización de la economía y de la legislación en las últimas décadas, el país se ha beneficiado del aporte de las empresas de servicios legales.En Colombia, los asesores legales han usado diversos modelos para enfrentar la realidad del mercado ante la internacionalización. Algunas han escogido fusionarse con firmas internacionales y convertirse en parte de grandes multinacionales. Otras han creado joint ventures, lo que les ha permitido continuar con su modelo independiente y enfrentar el desafío internacional. Varias firmas extranjeras han abierto oficinas directamente en el país, y otras han escogido un modelo de firma regional.

Este movimiento internacional de los últimos años demuestra que el país ha ganado relevancia mundial. Precisamente, Colombia es el país suramericano que ha recibido el mayor número de firmas internacionales en los últimos años. El sector presentó un crecimiento de 9% en 2015 y superior al 10% en 2016 , de acuerdo con el seguimiento de mercado realizado por la Cámara de Servicios Legales de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi).

A pesar de que las multinacionales cada día ganan mayor terreno, el mercado legal colombiano aún sigue siendo liderado por firmas de origen local. Situación similar al mercado español, que presentó un crecimiento de 7% en 2015, de acuerdo con el diario Expansión y en el que las firmas de abogados de origen local, como Garrigues, Cuatrecasas & Uría continúan dominando el mercado y su distancia en ventas es cada día más corta con las big four y con firmas de abogados internacionales presentes en dicho país.

Puede interesarle: Francisco Urrutia, el primer millennial

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 533

PORTADA

¿En qué invertir en Colombia en 2018?

Un alza moderada del PIB sería buena para los inversionistas. Elecciones, gran incógnita. Criptomonedas, solo para arriesgados. acciones, la recomendación de los expertos.