| 9/14/2017 12:01:00 AM

Tiendas de descuento duro se enfrentan contra pequeños comerciantes

La competencia de las tiendas de descuento duro está cambiando el panorama para toda la cadena de comercio. Las tiendas de barrio podrían salir ganando y los minimercados independientes están en riesgo.

En municipios cercanos a Bogotá cada vez es más común ver productos de marca propia de los llamados almacenes hard discount (Ara, D1 y Justo & Bueno), que son adquiridos por los pequeños tenderos rurales cuando vienen a la capital y luego los venden por más del doble de lo que los compraron. Con todo, esos productos resultan más económicos para sus clientes que sus competidores de marcas tradicionales.

Esta es otra evidencia del gran cambio que han traído los hard discount al comercio, afectando inicialmente a supermercados y cada vez más a minimercados independientes, que no cuentan con el músculo financiero ni gerencial de las cadenas.

Otras afectadas han sido las empresas de consumo masivo, “pues sus marcas no son las protagonistas de los $3,5 billones que hoy facturan los hard discount, cifra que subirá con los planes de apertura de nuevos puntos de Ara, D1 y Justo &Bueno. Este canal podría duplicarse en los próximos 2 años, golpeando la participación de mercado de las marcas tradicionales, al no estar presentes en un canal que en ese momento venderá entre $7 billones y $8 billones", advierten en la consultora Objetivo.

Visite: Ara, D1 y Justo & Bueno generan revolcón en el comercio

En eso coincide José Mauricio Cano, gerente en Colombia de Fundes, una organización que propende por el desarrollo de las Pymes. Asegura que la coyuntura actual se puede convertir en una oportunidad para las tiendas de barrio, donde se vende 60% de la comida, 80% de las gaseosas y 95% de las cervezas consumidas en el país.

Foto: José Mauricio Cano, Gerente de Fundes.

Las tiendas de barrio, conocidas como canal tradicional, siguen siendo la principal vitrina para los productos de consumo masivo, y las empresas de este sector están entendiendo que allí se deben fortalecer”, explica y pone el ejemplo de Corbeta, que es una comercializadora de productos de consumo masivo que surte tiendas en el país y que forma parte del mismo grupo de Alkosto.

Para mejorar las condiciones de los tenderos, creó la red de autoservicios Red Contigo, a la cual está uniendo varios minimercados independientes para darles identidad de marca y estandarizar un modelo de negocio. Ya tiene 100 afiliados. Solo en Bogotá se estiman que hay unos 8.000 minimercados independientes, que no tienen marcas propias y, por ende, están entre los afectados por los hard discount.

Lo invitamos a leer: Tiendas Ara abre sus puertas en Bogotá y anuncia su nuevo CEO

La clave para que esto funcione, explica Cano, está en fortalecer las cadenas de valor de las grandes empresas con las Pymes, las cuales no se pueden desarrollar sin la ayuda de las firmas tradicionales, que a su vez han creado estrategias como los programas de desarrollo de proveedores.

No obstante, en el caso de las tiendas se debe hacer aún más trabajo, pues por su elevada informalidad no cuentan con prácticas de gestión empresarial y es en lo primero que hay que ayudarles. Por ejemplo, no saben cómo distribuir apropiadamente los productos, ni les etiquetan precios.

Al mismo tiempo tienen la ventaja de contar con un amplio alcance, cercanía y confianza con sus clientes. Además, son negociantes natos y, por eso, revenden productos de los hard discount y así no se quedan atrás de las tendencias.

Recomendado: Ara le sigue el paso a D1 y ya tiene más de 200 tiendas en Colombia

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 533

PORTADA

¿En qué invertir en Colombia en 2018?

Un alza moderada del PIB sería buena para los inversionistas. Elecciones, gran incógnita. Criptomonedas, solo para arriesgados. acciones, la recomendación de los expertos.