| 6/9/2016 12:00:00 AM

El nuevo lenguaje de Terpel: Evolución Niif

Gracias al nuevo sistema de información financiera, Terpel logró consolidar un proceso que inició en 2010 con la compra por parte de Copec.

Poner a hablar a todos en la empresa de Normas de Información Financiera Internacional (Niif) no fue tarea fácil para el equipo que llevó a cabo este proceso en Terpel. Sin embargo, hoy las personas que hicieron parte de esta transformación se sienten satisfechas de la labor realizada y de haber logrado que todos en la compañía se comuniquen en el mismo lenguaje.

Si bien la empresa inició este proceso desde hace seis años, cuando en 2010 fue adquirida por el grupo chileno Copec, pues debía reportar bajo estos estándares a la casa matriz, la transición fue compleja, pero el reto estaba planteado y había que cumplirlo.

Con la meta clara, en 2012 se empezó a ejecutar el proyecto operacional de implementación de Niif denominado “Evolución Niif”, mediante el cual activó herramientas y habilitó los sistemas para cumplir con tres temas: el reporte a su nuevo dueño, adoptar estas normas en Colombia y continuar con el cumplimiento de la normatividad contable y tributaria.

Lea también: ¿Cómo se han adaptado las empresas Colombianas a las nuevas normas contables?

Tres años después –en 2015–, la compañía presentó los primeros estados financieros estatutarios bajo Niif, que recogieron todo el análisis y la aplicación de las normas desarrolladas desde 2010.

Como era de esperarse, para llevar a cabo el proyecto y ejecutarlo de manera exitosa, la compañía de comercio de combustibles debió contratar un grupo especializado de profesionales con el conocimiento específico en este tipo de normatividad.

Este grupo se unió al equipo del proyecto para interactuar y profundizar en el conocimiento de las normas, de los procesos de la compañía y desarrollar las herramientas necesarias para toda la implementación. Así mismo, contó con el apoyo del área de tecnología.

En medio de este proceso, dice, Julián Viracachá, director de Operaciones Contables y Consolidación de la compañía, quien lideró el proceso, debió enfrentarse a situaciones como la fuga de talento.

El conocimiento adquirido por los miembros del equipo los hizo atractivos para otras empresas. Esta circunstancia generó que varias personas decidieran apostarles a otras organizaciones, frente a lo cual Viracachá debió tomar medidas, pues las inversiones en tiempo y en capacitación no habían sido menores. Explican los líderes del proyecto que la empresa desarrolló todo un proceso interno soportado en el área de talento humano.

Durante el análisis, diseño y desarrollo del proyecto, Terpel llevó a cabo diferentes acciones. Por un lado, involucró a todas las áreas de la compañía. “Había que entender que el área financiera no era la única impactada con este proceso. El cambio afectaba y necesitaba de la participación de todos. Así, se definió un plan de capacitación dirigido a todos los niveles”, dice Viracachá.

Este aspecto, reconocen los miembros del proyecto, fue uno de los más complejos, pues era necesario hacer cambios en la cultura de los colaboradores y directivos; en otras palabras, “cambiarles el chip” y adaptarse a nuevas formas de trabajar y de ver el negocio.

Otras acciones se centraron en brindar una formación técnica en Niif a personal clave de la compañía y del proyecto. En este punto la empresa contó con la experiencia y asesoría de la consultora EY (antes Ernst & Young). De igual forma, trabajaron en una certificación internacional para algunos integrantes del equipo.

Una vez ejecutado el proyecto, quedó claro que todos los efectos de la adopción de estas normas van al patrimonio, que en el caso de Terpel se redujo. Viracachá precisa que los mayores cambios e impactos se presentaron en propiedad, planta y equipo, inversiones en compañías controladas, intangibles y gastos e impuestos diferidos.

Al culminar este complejo proyecto, para el equipo de Terpel queda claro que, si bien finalizó una gran etapa, el proceso no termina aquí. “Debemos estar siempre al tanto de los pronunciamientos del Comité de Normas Internacionales de Contabilidad (Iasb), así como de las entidades en Colombia, en cuanto a cambios o actualizaciones para la aplicación de las normas. Se tiene que estar en una permanente actualización”, dice Viracachá.

Hoy, cuando el proceso está decantado, quienes hicieron parte de esta travesía de normatividad internacional consideran que la implementación de las Niif es determinante en la estrategia del negocio y que todas las áreas juegan un papel fundamental.

Esto es así, pues el contador pasó de ser la persona que se encargaba solo del manejo de cifras a ser una ficha clave en el engranaje de los planes de la organización.

De tal manera, los contadores de Terpel, como los de todas las organizaciones empresariales que dieron este paso, pasaron a convertirse en asesores y elementos estratégicos en el negocio de la empresa. ¡Bien por su aporte!

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?