| 6/9/2016 12:00:00 AM

Reforma tributaria debe recuperar la competitividad en Colombia, Tecnoquímicas

Controlar la evasión y examinar el esquema tributario de las multinacionales son recomendaciones de Francisco José Barberi, presidente de Tecnoquímicas, para encontrar otras fuentes de recursos para el fisco. Estos son sus planteamientos.

  • ¿Qué tanto le ha pegado a Tecnoquímicas la pasada reforma tributaria?

El impacto de la reforma que empezó a regir en 2013 ha sido diferenciado según las distintas compañías del Grupo. Si miramos el Grupo empresarial, puedo decirle que mientras los ingresos operacionales totales crecieron 38% entre 2012 y 2015, el valor pagado en Colombia por la suma de impuesto de renta y CREE en ese mismo periodo creció 62%.

 

  • ¿Cuánto pagan por concepto de impuestos?

Nuestro Grupo tiene distintas firmas que participan en diversos sectores: el farmacéutico, cuidado personal, la distribución logística, los pañales, entre otros. Sin embargo, en el caso de la industria farmacéutica es necesario mencionar el fuerte impacto del IVA asumido que no es descontable y que se convierte en costo de producción o gasto de administración y ventas. Solo por ese concepto, el Grupo asumió un valor de $15.500 millones en 2015. En cuanto a otros tributos, el año pasado el Grupo aportó en impuesto a la renta, a la riqueza y CREE un valor de $34.650 millones. Esto no incluye los ICA, prediales, ni otras contribuciones nacionales y territoriales, ni las de otros países.

 

  • ¿Considera conveniente una reforma estructural?

Sí. Para las empresas es conveniente una reforma que permita planear y desarrollar actividades sin la desbordada complejidad y variabilidad del sistema tributario nacional y territorial. Mucho más aún si la reforma se diseña con una visión de equidad, de eficiencia en el Estado y permite recuperar la competitividad de la producción nacional frente a países con sistemas tributarios más eficientes y transparentes.

 

  • Si se incrementa el IVA, ¿qué tanto les puede impactar y específicamente en qué líneas de productos?

Tenemos la esperanza de que una reforma del IVA nos impacte positivamente. En particular si se define un esquema en la industria farmacéutica en el que sea posible descontar toda la cadena de los IVA pagados en la producción, administración, mercadeo y ventas, como ocurre en las demás industrias. Mientras los medicamentos importados han descontado sus IVA en los países de origen, y llegan aquí sin arancel, a los nacionales se les condena a asumir los IVA generados desde la producción hasta la venta. Con un esquema bien diseñado en esa cadena de IVA de farmacéuticos, estoy seguro de que el precio del producto local podría ser más competitivo, lo que favorece a la industria y al consumidor.

 

  • ¿Qué opina del impuesto a los dividendos?

Estoy de acuerdo con que exista, sin caer en cascadas tributarias que generen dobles tributaciones. Siempre es mejor un impuesto razonable a los dividendos, que el llamado impuesto a la riqueza que termina castigando y desestimulando la inversión.

 

  • ¿Cuál es su opinión frente a los tributos para entidades sin ánimo de lucro?

Se justifican para las que no cumplan un propósito estrictamente social, según requisitos mínimos que deben ser bien definidos por el Estado. Fundaciones, corporaciones y entidades que supuestamente no tienen ánimo de lucro, pero que son inversionistas en todo tipo de sectores y están compitiendo con las empresas en los mercados de bienes y servicios no pueden seguir exentas. Eso es inequitativo con el país y distorsiona las reglas de la competencia.

 

  • Además de estos tres escenarios anteriores, ¿de dónde cree que se podrían obtener recursos para el fisco nacional?

El control de la evasión es fundamental. La autoridad tributaria debe ser capaz de detectar al evasor y fomentar una cultura responsable frente al pago de impuestos. También debe examinarse el esquema tributario de las multinacionales, porque mientras unas reportan ganancias y contribuyen aquí, otras presentan unos estados permanentes de pérdidas a pesar de los altos precios de sus productos, como ocurre con varias farmacéuticas, y sus tributos se van a otros países. En Estados Unidos, por ejemplo, tienen métodos alternos para estimar por presunción la utilidad que debieron generar los distribuidores de productos importados en ese país cuando reportan pérdidas. Algo similar podría considerarse aquí. Otro reto es la eficiencia en el gasto público, y controlar su crecimiento para que se ajuste a las necesidades y posibilidades del país.

 

  • ¿Cómo ve la economía para este año?

Muy compleja. La volatilidad de la tasa de cambio impone un grado de incertidumbre alto que hace difícil planear. Además, el enorme déficit de balanza comercial del país, las dificultades fiscales del Estado y los niveles de endeudamiento público generan riesgos para la economía y afectan ese entorno vital para los negocios.

 

  • ¿Cuál ha sido el impacto de la tasa de cambio para la compañía?

El impacto negativo ha sido amplio pues, para darle una cifra, 80% de nuestros insumos son dolarizados. Estas alzas en pesos de las materias primas importadas solo han tenido algún respiro en insumos derivados del petróleo que tuvieron una baja en sus precios FOB. Además, como la mayor parte de nuestra venta se da en el mercado nacional, no existe un efecto favorable de tasa de cambio por exportaciones que alcance a compensar el efecto negativo interno. Nuestra venta al exterior llegó a 8,6% de los ingresos del Grupo en 2015.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?