| 2/19/2015 6:00:00 AM

"Teníamos mayores expectativas"

Rosario Córdoba, presidente del Consejo Privado de Competitividad, expone algunas ideas sobre los retos del Plan de Desarrollo frente a políticas para el sector empresarial.

¿Qué debe tener una política de competitividad?

Existe un consenso académico y de entidades multilaterales (BID, Banco Mundial) en cuanto a que una agenda de competitividad, o de crecimiento de largo plazo, debe incluir dos grandes agendas: una horizontal y otra vertical (o política de desarrollo productivo).

¿Qué elementos contienen las agendas horizontal y vertical?

La horizontal incluye acciones que buscan mejorar los fundamentales de manera transversal para cualquier sector de la economía, como por ejemplo mejorar el funcionamiento de la justicia. Mientras que la vertical apunta a incrementar el nivel de diversificación y sofisticación del aparato productivo, lo cual –en muchas ocasiones– implica hacer esfuerzos “verticales” sobre sectores o industrias específicas. Una política de desarrollo productivo incluye cualquier sector de la economía y no solo el industrial manufacturero.

Los países que combinan profundamente las dos agendas logran crecimientos sostenidos en el tiempo.

Ustedes presentaron al Gobierno comentarios sobre el Plan Nacional de Desarrollo (PND), ¿estos fueron acogidos en las bases?

En las bases se encuentra plasmado el lenguaje del Consejo en materia de política de desarrollo productivo, pero se queda corto con relación a lo que eran nuestras expectativas. Habíamos presentado una propuesta de política de desarrollo productivo, tal como la necesita el país.

¿A qué le debe apuntar una política de desarrollo productivo? ¿Cómo está el país en ese campo?


El desarrollo productivo apunta a solucionar las distorsiones y promover la sofisticación y diversificación.

En los dos frentes estamos mal. Al usar como proxy la sofisticación de la canasta exportadora, en vez de avanzar, el país ha retrocedido. Más de 80% de las exportaciones totales son bienes primarios o basados en recursos naturales. En diversificación, el panorama no mejora. Colombia tiene una de las canastas exportadoras más concentradas cuando se compara con sus pares internacionales. Los cinco primeros productos de exportación dan cuenta de más del 70% de las exportaciones.

¿En qué se quedan cortas las bases del PND?

Por ejemplo, una política de desarrollo productivo es una política de gobierno y no de un Ministerio. Por lo tanto, necesita de liderazgo presidencial y de una coordinación supraministerial, ya que hay que coordinar diferentes Ministerios y agencias públicas en el marco de la política. El PND se queda corto en establecer este tipo de coordinación y envergadura para esta política.

¿Y en qué falla?

En que apuesta a muchos frentes. Una política de desarrollo productivo debe definir criterios claros para la priorización de esfuerzos. Se habla de focalización, pero no se explica cómo se dará la priorización.

¿Y lo regional?

Aunque se reconoce el esfuerzo de tener capítulos regionales, no hay un vínculo sólido con la agenda de desarrollo productivo que se plantea. La focalización de esfuerzos en el marco de esta agenda debe provenir de las potencialidades y apuestas productivas de las mismas regiones.

¿En qué otros temas se queda corto el PND?

En no plantear una agenda de mejora de la productividad para el sector de transporte de carga. Allí están los principales rezagos en materia de competitividad logística del país.

¿Y en temas laborales?

En asuntos de política laboral hay un tema en el que el CPC insiste y es en continuar con la reducción de los costos laborales no salariales. En particular, creemos que se deben buscar alternativas de financiamiento a las cajas de compensación.

¿Qué sigue para el CPC en esta discusión?

Acompañaremos al Gobierno para traducir los lineamientos generales del PND en acciones contundentes que mejoren la competitividad del país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?