| 6/9/2016 12:00:00 AM

La fórmula de Amarilo para que el país obtenga más recursos fiscales

Ampliar la base de contribuyentes, controlar la evasión y frenar el contrabando podrían ser los escenarios para que el Estado recaude más recursos.

La anterior reforma fue inconveniente y mandó un mensaje equivocado para la economía y los inversionistas. Esto opina Roberto Moreno, presidente de Amarilo, quien considera que la nueva reforma debe ser de largo plazo y estimular la inversión.

El presidente de esta empresa, que el año pasado vendió $1,1 billones y para este periodo proyecta ventas por $1,3 billones y que actualmente desarrolla proyectos por $5,5 billones, considera clave aumentar la base tributaria y controlar la evasión como fórmulas para obtener más recursos fiscales.

Lea también: La reforma tributaria toma forma: ¿Qué dicen las empresas?

¿Qué opina de una reforma estructural?

Es necesaria. Es claro que muy pocas personas pagan impuestos en el país y no se les puede cargar todo a las empresas, porque estas son el corazón de la economía, las que generan empleo y riqueza. Considero necesario; primero, ampliar la base y, segundo, hacerle frente a la evasión. No podemos seguir cargando a los mismos contribuyentes con más impuestos porque va a llegar el momento en que se desestimule la inversión. Por fortuna, desde afuera aún nos ven muy bien. La nueva reforma debe ser un tema consensuado y bien hecho y que no se trate de beneficiar a sectores en particular. Es importante pensar en el largo plazo, con reglas de juego claras y de esta manera brindar estabilidad jurídica.

¿Qué tanto le impactó a Amarilo la anterior reforma?

Nos pegó directamente en el estado de pérdidas y ganancias, porque el CREE nos cargó con más impuestos. No podemos seguir subiéndole los precios a la vivienda, porque esto puede frenar las compras. Considero que esta fue una reforma contraproducente que mandó un mensaje equivocado. Hubiera sido preferible esperar para hacer una reforma estructural, porque la anterior generó pesimismo y ahuyentó la inversión.

¿Cuánto paga la empresa en impuestos?

El año pasado en impuesto de renta se pagaron alrededor de $14.000 millones y a esto se le suman los otros tributos. IVA, licencias de construcción, industria y comercio y CREE. Hay que tener en cuenta que cuando las constructoras trabajan en diferentes municipios deben pagar el impuesto de industria y comercio a cada uno. Los tributos representan para la compañía cerca de 70% de lo que gana, a pesar de que la vivienda social está exenta del impuesto de renta.

¿Qué otras cosas debería tener la nueva reforma?

Hacer más sencilla la estructura para el pago de los impuestos. Se requiere que sea más fácil y eficiente y que el estado la pueda controlar.

¿Cómo podría afectarlos un posible incremento del IVA?

Esto puede generar una afectación sobre el valor de la vivienda o el cierre financiero de las familias. Pero lo que también es claro, es que de alguna parte tienen que salir los recursos.

¿Se propone gravar a las entidades sin ánimo de lucro. ¿Cuál es su opinión?

Depende de cuánto las graven, porque considero que hay algunas de esas entidades que sí cumplen con una labor social importante. Se debería adelantar algún tipo de clasificación.

¿Cómo ve el tema del impuesto a los dividendos?

Eso lo que genera es una doble tributación, porque tiene cobro corporativo y también individual. Me parece que es un mensaje que va en contra de la inversión y por ende del crecimiento de la economía.

¿Qué escenarios cree que se podrían tener en cuenta para obtener más recursos?

Además de ampliar la base del IVA, es clave controlar la evasión y una forma de hacerlo es haciendo más sencillo el sistema tributario. También es importante ponerle freno al contrabando.

¿Cómo ve la economía?

Nosotros este año prevemos crecer 10% frente al año pasado. Ha sido un año bueno y en gran medida esto es resultado de las medidas anticíclicas del Gobierno. Programas como el de las 100.000 viviendas gratis han sido clave. También Casa Ahorro, Mi Casa Ya, Arriendo Social y el subsidio a la tasa de interés han permitido la reactivación del sector constructor en las regiones. Esto favorece no solo el empleo, sino que impulsa la economía.

¿Qué impacto ha tenido para el sector la tasa de cambio?

Afecta en insumos de vivienda de mayor valor y de otros usos, por ejemplo centros comerciales y oficinas, porque hay más componentes importados como los ascensores. El dólar ha presionado los precios, pero en general el sector ha evolucionado bien.

¿Qué impacto ha tenido el alza en las tasas de interés?

Gracias a las medidas contracíclicas, no se ha sentido mucho el impacto del alza en las tasas. Sin embargo, si la inflación no baja y las tasas siguen subiendo, podría comenzar a generar efectos negativos en la compra de vivienda.

¿Cómo ve el sector?

Está muy sano. Hay dos áreas con las que es necesario tener cuidado que son la de oficinas y la de bodegas, porque cuando hay desaceleración en la economía estos son los usos que más se afectan. No obstante, hay algo positivo y es que no hay sobreoferta.

Lea también: La larga lista de peros a la tributaria que prepara el Gobierno.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?