| 12/16/2015 7:00:00 PM

3M, el gigante empresarial desconocido en Colombia

Enrique Türk preside la filial colombiana de esta multinacional estadounidense reconocida por sus cintas, pero que está en negocios tan diversos como la salud y la seguridad en carreteras. 4G, su gran apuesta.

Reconocida por marcas como Scotch-Brite, Post-it o Micropore, 3M es una de las multinacionales más reconocidas del país, con más de 50 años de operaciones directas. Sin embargo, es al mismo tiempo una de las compañías cuyo trabajo menos se conoce, pues es la responsable de los nuevos pasaportes del país, de la señalización de las carreteras y hasta de las resinas blancas que se usan para calzar los dientes.

Pocas personas saben que 3M, cuyo nombre es la abreviación Minnesota Mining and Manufacturing Company, es una empresa que tiene 55.000 productos y que, por ejemplo, en un iPhone hay al menos cinco componentes que provee esta multinacional.

El ingeniero industrial bogotano Enrique Türk Fernández dirige 3M Colombia desde hace tres años. Es un enamorado de los Llanos Orientales y está convencido de que el éxito en el trabajo está en equilibrar la vida familiar y la laboral. Es una idea que pone en práctica entre sus 270 empleados y es el primero en dar ejemplo. Así está viendo al país y a su compañía.

¿Todo el portafolio de 3M se vende en Colombia?


Acá tenemos unos 4.650 productos, pero esa cifra sube con las necesidades de los clientes. Prueba de ello fue lo que nos pasó hace unos 10 años ante una solicitud de la Cancillería, hoy Migración Colombia, que requería un equipo para escanear pasaportes. En ese momento solo ofrecíamos seguridad para el pasaporte físico, pero ni equipos, ni software de validación. Averiguamos y descubrimos que en el portafolio global de 3M había dos marcas de este tipo de lectores y, desde entonces, esa maquinita cuadrada que lee los pasaportes y los cruza contra bases de datos internacionales, cuando salimos o entramos al país, es de nosotros.

¿Y tuvieron algo que ver con el pasaporte nuevo?


Sí, lo hacemos en alianza con Thomas Greg & Sons. Es hoy uno los pasaportes más seguros del mundo, lo que se evidencia en el papel, el tipo de impresión y hasta en el hilo con el que es cosido, pues este contiene unas fibras internas que al deshacerlas, permiten identificar si es legítimo. Entre los dos entregamos el pasaporte completo y nuestro principal aporte está en la página de datos, que tiene igual seguridad a una tarjeta de crédito.

¿Cuál es la línea de negocios de 3M más fuerte en Colombia?


Acá tenemos cinco líneas de negocios. La primera es industrial con productos como abrasivos, adhesivos, materiales para facilitar la exploración petrolera, etc. El segundo negocio es el de consumo, que incluye la línea para hogar, donde están las esponjillas (Scotch-Brite); la parte de oficina, con el Post-it, pasando por la línea de ferretería y droguería, donde tenemos la línea de cintas Micropore. Una tercera línea son cables para energía y comunicaciones. La cuarta es salud, que ofrece productos para hospitales –como campos asépticos para cirugía y estetoscopios–; para salud oral, donde producimos las resinas blancas que se usan para calzar los dientes y brackets para ortodoncia, así que prácticamente estamos en la boca de todos los colombianos. La quinta línea de negocios es seguridad y gráficos, quizás la más diversa.

¿Y fue el área en la que usted llegó a 3M?

Sí. Allí ofrecemos equipos de seguridad laboral. Somos fuertes en parte respiratoria, visual, auditiva, prendas reflectivas y, con la adquisición de Capital Safety en junio pasado, crecimos en la línea de altura y también cascos. Igualmente, trabajamos en seguridad en vías. Hacemos la cinta reflectiva que une los palitos anaranjados que hay en las carreteras en construcción.

¿Eso implica que las vías de cuarta generación (4G) son un gran negocio para ustedes?


Claro, pues estas nuevas concesiones le dan mucha importancia a la señalización. Tenemos contratos o estamos especificados con 12 proyectos de la primera y la segunda ola. Además de señalización, estamos con peajes electrónicos y ya tenemos en 11 concesiones. La idea es crecer más, pero la demora está en que la señalización es uno de los últimos contratos que se firma con las 4G. Primero se actualiza la señalización de la vía que van a intervenir, luego ponen señales temporales que advierten de peligros y desvíos durante la construcción y luego sí la señalización definitiva con los tableros, los cuales no usan pintura, sino papeles adhesivos.

¿Este negocio de seguridad es el que hace los pasaportes?


Sí, son servicios de identificación y control, donde además de los pasaportes hacemos los salvoconductos de porte de armas, libretas militares y el sistema para el control de los presos que tienen casa por cárcel, los llamados grilletes electrónicos, que está en licitación porque lo van a volver a adjudicar.

¿Cómo estuvo 2015 y cómo ven 2016?


Con la devaluación, 2015 fue un año particularmente difícil, como lo ha sido para toda la industria, pero prevemos un crecimiento de más de 7% en pesos. Este resultado es positivo dada la desaceleración de la economía y la mayor inflación. Para el año entrante no vemos un dólar subiendo tanto y, por eso, presupuestamos crecer a doble dígito. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que habrá variables políticas y sociales que pueden impactar los negocios, pero aún no sabemos cómo va a ser y qué tanto vamos a aportar allí los empresarios.

¿Qué tanto le pregunta su casa matriz sobre el proceso de paz?

Ellos son conscientes de las dificultades que el conflicto genera para los negocios y nosotros como filial lo ponemos como una de las variables críticas que está viviendo el país. Sin duda, la paz va a cambiar a Colombia, las posibilidades que se nos abren son enormes.

¿Y usted cómo va a votar el plebiscito?

Creo en la paz firmemente y los hechos que se den de aquí al plebiscito van a ser determinantes para tomar la decisión de sí o no.

¿Cuál fue la decisión más difícil que tomó este año y cuál la más acertada?

Lo más complicado fue implementar un rígido control de gastos, sin afectar la operación de la compañía, optimizando costos en todas las áreas y realizando una renegociación minuciosa con los proveedores. Lo mejor fue habernos anticipado a muchas de las situaciones que estamos viviendo. Eso nos ayudó a enfrentar la turbulencia y a terminar el año con buenos resultados.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?