| 11/27/2014 12:00:00 AM

Estudiar para ser feliz

Colegio Campoalegre de Sopó

María Cristina Murillo Díaz y su hermano Bernardo fundaron hace 36 años el Colegio Campoalegre, bajo la premisa de que se puede estudiar en un ambiente de “felicidad y armonía con la naturaleza. Queremos brindar un lugar donde los niños sean felices estudiando y haciendo cosas”, explicó la rectora del cuarto mejor colegio del país en Calendario B, según el ranking de Dinero, con base en las Pruebas Saber 11.

“Cuando fundamos el colegio no queríamos que todo fuera solo estudiar, estudiar y estudiar y competir, competir y competir”, señala Murillo, haciendo énfasis en que lo que más les importa es que los estudiantes disfruten aprender. Por eso buscaron una locación adecuada en las afueras de Bogotá, donde pudieran tener unas instalaciones “sin rejas” y que no tuvieran nada que envidiarle a ningún campus educativo.

Para Murillo el objetivo es cultivar en sus alumnos la sensibilidad, la capacidad de asombro y la creatividad. Todo ello en un marco en el que puedan expresarse libremente y en forma respetuosa. “Estar expuesto a temas significativos, ser responsable y perseverante y hacer un cuidadoso seguimiento al trabajo del estudiante son otras claves del éxito”, dice. Antes de fundar el colegio, Murillo trabajó en el colegio Nueva Granada y en la institución oficial Isidro Parra, de Líbano, Tolima. Esta experiencia le dio un enfoque amplio sobre la oferta educativa del país. Ella es historiadora de formación.

“Además, tenemos un grupo de danzas consolidado, orquestas y hemos montado musicales. Vamos a hacer El violinista en el tejado y ya hicimos El rey león”, dice satisfecha.

Volver al especial Los Mejores Colegios de Colombia 2014


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?