| 9/4/2014 6:00:00 AM

“El ojo del amo engorda la bestia”

Con esta frase, Javier Gutiérrez explica por qué la empresa se está volcando a las regiones. Ratifica que todo está dado para lograr la meta del millón de barriles.

¿En cuánto se ha afectado la operación en total este año?

Con Caño Limón por fuera casi dos meses perdimos alrededor de 70.000 barriles diarios. Un efecto como este no lo teníamos hace muchos años. Por atentados llevamos casi 7 millones de barriles como país.

Y para llegar a su meta del millón, ¿dónde están esos barriles adicionales?

El millón de barriles está en Castilla, que este año debe llegar a 120.000 barriles diarios y el año entrante a 200.000. Tendría 80.000 barriles adicionales. Chichimene tiene 60.000 barriles para pasar a 100.000, aumenta 40.000. En Caño Sur, uno de los descubrimientos del año pasado, son 25.000 barriles. Y el otro es Akacías en el Meta, que es del orden de 50.000 barriles. Solo en estos hay 170.000 adicionales y otros proyectos que tenemos suman 200.000 barriles por día, que con los 820.000 que tenemos nos pone sobre el millón de barriles. Son cosas concretas que están ahí. Ya están identificados los proyectos, es cuestión de complementar la perforación y hacer los desarrollos.

¿Alcanzan a cumplir la meta del millón de barriles para 2015?

Creemos que podemos llegar al millón de barriles porque están perfectamente identificados los proyectos que debemos realizar. Necesitamos asegurar las condiciones de entorno y de operación que nos permitan producir estos niveles. Tengo que asegurar que la línea de producción funcione para poder alcanzar la cifra.

La otra gran pregunta es sobre los resultados en exploración y el aumento de reservas. ¿Ahí qué está pasando?

Tenemos dos fuentes para agregar reservas. Una, desarrollos en campos actuales; en ellos tenemos 50.000 millones de barriles de crudo. El factor de recobro es de 18% y la meta es llegar a 34%. Cada 1% que nosotros aumentamos son 500 millones de barriles. Nuestro índice de reposición de reservas es de 150%, lo que significa que por cada barril consumido agregamos 1,5 en reservas.

¿Y en exploración?

Tenemos un portafolio que se ha venido diversificando. Tradicionalmente nuestra área ha sido on shore, o en tierra, que es el Piedemonte, el Valle del Magdalena y los Llanos Orientales. El año pasado tuvimos el anuncio de dos ‘comercialidades’, algo que no se hacía hace al menos 4 o 5 años. Anunciamos la comercialidad de Caño Sur, que son 22,5 millones de barriles y en crudo original casi 500 millones. También anunciamos la comercialidad de Akacías: 35 millones de barriles.

¿Cómo les está yendo en el off shore?

Allí se han venido posicionando grandes jugadores. Están Repsol, Anadarko, Shell, Statoil, Exxon y Petrobras, entre otros. Nosotros estamos posicionados con unos 13 o 14 bloques y ya se avanza en la perforación de un pozo. El año entrante son cuatro pozos. Tenemos expectativas interesantes. Esto se complementa con lo que tenemos off shore en el Golfo de México. Allí anunciamos el descubrimiento de Ridberg, con Shell, y de Aleático.

¿Y sí serán exitosos?

Tenemos una razón de éxito por encima de 30% o incluso más. Prácticamente, de cada 10 pozos que exploramos cuatro son exitosos. Este año hay una campaña que incluye cerca de 32 pozos. En el primer semestre ejecutamos 11 y para el segundo incluye otros 21 pozos. Entonces, no esperamos estar por debajo de los registros de éxito que hemos tenido en años anteriores.

¿Cómo ven las expectativas sobre México?

Hemos venido acercándonos a México a través de la relación con Pemex y con el gobierno mexicano. Durante todo el proceso de discusión de la reforma, en varias ocasiones tuvimos oportunidad de viajar para contar cómo había sido el tema de la reforma de Ecopetrol y hemos venido desarrollando un conjunto de actividades para prepararnos y participar en la licitación de las ofertas de bloques por parte de ellos.

¿Rubiales va a revertir a Ecopetrol en 2016?

Tal como está en el contrato, a finales de julio se puede dar la reversión de Ecopetrol, pero recordemos que siempre está la opción por parte de la sociedad de presentar una solicitud para continuar con la operación del campo y que no se dé la reversión para que haya una alternativa, como ha ocurrido en otros casos en Colombia.

¿Y esa definición cuándo se va a tomar?

El vencimiento es el 30 de junio de 2016. Para ese momento ya se debería tener una decisión. Es prudente tomarla con anticipación, pero si uno fuera al extremo sería sobre esa fecha.

¿Cómo va a ser el cierre de la financiación para este año?

Este año ya hicimos una emisión de bonos por US$2.100 millones. Habíamos anunciado que nuestra financiación para este año podía estar en el orden de los US$2.500 millones y US$3.000 millones. Dependiendo de cómo evolucionen las condiciones en los próximos meses, estaríamos probablemente saliendo al mercado a buscar una financiación complementaria para terminar nuestras inversiones y generar todo el flujo de caja durante el presente año. Tenemos calificación de grado de inversión prácticamente por todas las calificadoras de riesgo. Si miramos cómo se ve el endeudamiento de Ecopetrol de acuerdo con algunos índices, estamos cumpliendo. Por ejemplo, en deuda financiera contra patrimonio el promedio de las compañías es de 35%; nosotros estamos en 23,87%. Si se mira deuda financiera contra valor del mercado, el promedio es 31,97% y estamos en 11,55%; en activos sobre pasivos, la relación es de 220% para la industria y Ecopetrol está en 234%. No tenemos una situación de deuda que represente algún riesgo o dificultades para poder financiar nuestro plan de inversiones.

¿Van a colocar el restante 8,5% del proceso de capitalización?

No está en los planes por ahora.

Ya se anunció el interés de la empresa en vender el 6,87% que tiene en la EEB ¿Viene la venta de otros activos no estratégicos?

Se está analizando, pero nada en concreto en este momento.

¿Han contemplado la salida a Bolsa de Cenit?

No se tiene prevista por ahora.

¿Cómo va la refinería de Cartagena?

En Cartagena hay un avance ya global del proyecto que superó 95% y el tema realmente crítico de la construcción ya está en 87%. Hacia mediados de 2015 deberíamos tener en operación la refinería de Cartagena.

¿Y el valor final del proyecto?

Por ahora seguimos con la cifra de US$6.467 millones, más la contingencia de US$435 millones, un valor total de US$6.902 millones.

Se rumora que el precio puede aumentar. ¿Existe ese riesgo?

Lo estamos evaluando.

¿Cómo se va a presupuestar 2015 si cae el precio del crudo?

Estamos en el desarrollo del presupuesto del año entrante y solo hasta noviembre tendremos la aprobación y será revelado al mercado. Pero como siempre, Ecopetrol va a posicionarse en niveles prudentes.

¿Eso qué significa?

Siempre tomamos precios que son bastante conservadores para hacer nuestros escenarios. Estamos US$10, US$12 y hasta US$15 por debajo de los precios del mercado para hacer presupuestos.

¿En qué va la reestructuración que acaba de anunciar?

Ecopetrol era una compañía de 400.000 barriles y se volvió una compañía de 800.000 barriles. La realidad que tiene que enfrentar no es la misma. Cuando estábamos en 400.000 barriles, 60% de la producción era a través de contratos de asociación; hoy más de 50%, casi 60%, es operación directa de Ecopetrol. Eso también ha cambiado sensiblemente. El otro aspecto claro es la importancia de las regiones. Lo que nosotros vemos es que cada uno de nuestros centros de producción y de operación ha venido aumentando su importancia relativa; por eso decidimos fortalecer toda nuestra presencia e integrarnos con las regiones. Hay un dicho popular que reza: “el ojo del amo engorda la bestia”. Hay que volcarse sobre las regiones, pues no es lo mismo manejar estas cosas desde Bogotá. Ese es el gran proyecto de regionalización.

¿Pero se ha pensado en un proceso ordenado de sucesión?

¡Claro! Esa es justamente una de las tareas importantes de la junta: mirar que en los niveles directivos de Ecopetrol haya personas preparadas que puedan tomar la posición tanto en el caso mío como en el de otros cargos. Este es uno de los temas importantes y de los énfasis por parte de la junta directiva.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?