| 9/15/2016 12:00:00 AM

Las pymes de mayores ventas en el mundo de la moda

Estas son algunas de las mil pymes de mayor facturación en el mundo de la moda y con más posibilidades de dar el salto hacia las grandes ligas.

CREYTEX

Costura internacional

No es fácil encontrar una Pyme que se la juegue en los mercados internacionales, y menos en contextos tan complejos por la volatilidad del dólar y con una competencia asiática muy fuerte.

Sin embargo, Creytex, una empresa familiar de textiles y confecciones, que se fundó hace 45 años, ha visto en el contexto internacional el escenario propicio para su desarrollo y hoy, con un precio del dólar favorable, está recogiendo los frutos de un esfuerzo de casi tres lustros en los mercados externos.

Es una compañía integrada verticalmente –con tejeduría, confección, corte, estampación y distribución– y 70% de sus ventas están representadas en las exportaciones a Estados Unidos. Al mes fabrica entre 300.000 y 400.000 prendas deportivas y ropa exterior para los segmentos masculino y femenino y también para bebés. Además, encontró en el nicho de las prendas deportivas de las universidades y las ligas americanas –como NFL, Major League Soccer o la NBA– un mercado atractivo para sus productos y la forma de generar valor y diferenciación, lejos de los commodities. Su estrategia se ha enfocado en tres pilares: velocidad; es decir, tiempos cortos de respuesta para que los clientes tengan mínimos inventarios; productos diferenciados, y lotes pequeños de producción.

Lea también: Tras las Pymes que venden más de $3.000 millones al año

Ahora busca complementar su apuesta con el desarrollo de una marca propia –BeLife– que está posicionando ya en mercados de Estados Unidos, Europa y América del Sur. “Tener los dos modelos de negocio ha sido la estrategia que nos ha hecho permanecer: la marca propia nos hace más autónomos y es el futuro; y el trabajar con paquete completo nos da volumen de crecimiento sobre todo ahora con un dólar más favorable y luego de muchos años en los que tuvimos que aguantar para mantener los clientes y los mercados”, puntualiza Lina Bustamante, gerente de Creytex, quien asegura que la empresa viene creciendo a tasas entre 15% y 20% anual.

Creytex es una empresa familiar y, según Bustamante, desde hace 10 años hicieron un protocolo familiar que vienen actualizando. Uno de sus logros en gobernabilidad es contar con una junta directiva externa.

Foto: Guillermo Zambrano, Fundador de Femme International

FEMME INTERNATIONAL

Están de moda

Con apenas 10 años de existencia, Femme International ha logrado un ritmo importante de crecimiento en uno de los sectores más competidos en el mercado colombiano: la producción y venta de ropa para mujeres.

Han logrado hacerse a un mercado gracias a sus marcas Kritterium, Ebba by Kritterium y F-Fraiche, por medio del modelo de venta directa a través de catálogos.

El fundador y actual gerente general es Guillermo A. Zambrano O., quien ha mantenido una vida activa en este mercado y ha estado asociado a otras compañías del mundo textil, como Cecol, Confecol y Alberto V.O.5.

Según fuentes de la compañía ,“el modelo de negocio está orientado a generar valor a través de prendas femeninas que van a la vanguardia de las tendencias de moda en el mundo, con una innovación constante, con precios competitivos y ante todo unos altos estándares de calidad”.

Dentro de sus líneas de productos se encuentran las prendas de vestir exteriores y complementos como accesorios, bisutería y calzado para dama. “Pero hemos ingresado a nuevas líneas, como la de niñas desde el año anterior y para caballeros y niños a partir de este año”, explicó la compañía. A futuro quieren diversificar hacia líneas de negocio ‘adyacentes’, como artículos de hogar y servicios de lavandería e impresión digital.

La firma genera actualmente 380 puestos de trabajo. Según sus voceros, la devaluación les ha dado una “ventaja comparativa frente a nuestros mercados de exportación (Ecuador, actualmente). Así mismo, nos ha obligado a explorar nuevas fuentes de proveeduría externa, buscando eliminar intermediarios y mejorar la estructura de costos de nuestros productos”.

Lea también: Pymes se debaten entre desaceleración e incertidumbre en Colombia

Foto: Dubiel Gómez, Gerente de Ospina, Grasas y Pieles

 OSPINA, GRASAS Y PIELES

Tatuado en la piel

La comercialización de pieles crudas y sebo bovino ha sido la razón de ser de Ospina, Grasas y Pieles, compañía creada en 1925 por Alfredo Ospina Gómez, quien en algún momento se convirtió en el mayor comercializador de pieles en el país y uno de los primeros exportadores de pieles deshidratadas a Alemania. 

Hoy la empresa se mantiene en manos de la tercera generación de su familia, pero de un proceso completamente artesanal pasó a uno más industrializado en el que procesa alrededor de 330.000 pieles cada año, cifra que representa una participación de 8% del mercado. 

De este volumen, 23% se destina a atender las necesidades del mercado nacional y el restante porcentaje va al exterior, a países como China, Vietnam y Tailandia, en donde se comercializan pieles crudas; y a Italia, a donde exporta wet blue o curtido al cromo. Hoy es una de las mayores exportadoras de cuero crudo por volumen.

La otra línea de negocio es el procesamiento y comercialización de sebo. Dubiel Gómez, gerente de la organización, asegura que el trabajo se centra en agregar valor al sector agroindustrial con la transformación de las grasas que pasan de su estado natural a grasas refinadas, usadas principalmente por la industria del jabón y concentrados para animales, con excepción de los rumiantes.

En los planes de la empresa está la reubicación de su planta de transformación y un crecimiento de 15% anual en los próximos 7 años. En este momento vende $20.000 millones y genera 85 puestos de trabajo directo.

Lea también: Mipymes generan alrededor del 67% del empleo en Colombia

Foto: Urley Ospina, Subgerente Flor‘es Elegancia Íntima

FLOR´ES ELEGANCIA ÍNTIMA S.A.S.

Negocio directo

Con solo cinco años de operación, la compañía paisa Flor´es Elegancia Íntima S.A.S. se ha consolidado en el negocio de venta directa. Con tres líneas: vestuario, bienestar (cuidado personal) y hogar, a través de catálogos y con el apoyo de más de 15.000 asesoras, la empresa comercializa sus productos en 324 municipios del país y su objetivo es crecer a nivel nacional y llegar a todos los departamentos y ciudades. 

Hoy cuenta con 220 empleados de nómina y una planta de producción de ropa interior femenina que fue inaugurada en 2013 y que produce alrededor de 40.000 unidades mensuales, además de 35 talleres satélites que les fabrican prendas de hombre, mujer y niño bajo la marca Juana Bonita y que son comercializadas de forma directa a sus clientes. 

La firma –que factura más de $20.000 millones y su proyección es crecer este año 18%– se la juega en un nicho al que, según su subgerente, Urley Ospina, no es fácil entrar, dado el alto volumen de recursos que se requieren para la implementación, aunque reconoce que genera grandes posibilidades debido a su vertiginoso crecimiento.

De las tres líneas comercializadas por la empresa, la de mayor peso es la de confecciones. 85% de las ventas corresponde a vestuario, mientras el restante porcentaje está representado en las otras dos líneas. La proyección de crecimiento para este año es de 18% y en los objetivos a mediano plazo está la ampliación de la planta para ajustarse a las necesidades del mercado.

Lea también: El ADN de las 1.000 pymes más poderosas de Colombia 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?