| 12/12/2012 6:00:00 PM

Las peleas

Disputas internacionales, rompimientos de cobijas comerciales, luchas por el mercado y contiendas legislativas, en la agenda del próximo año.

Colombia contra La Haya

La decisión del presidente Juan Manuel Santos de retirar a Colombia del Pacto de Bogotá es un esfuerzo jurídico por encontrarle una salida digna al fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya y blindar al país frente a futuros pleitos territoriales. Esta pelea va a continuar en 2013 porque, como lo ha advertido el Primer Mandatario, su gobierno no va a aplicar el fallo hasta “garantizar que los derechos de los colombianos estén bien defendidos”.

La disyuntiva para Santos está entre política y derecho. Es claro que el fallo sobre Nicaragua es un golpe mortal a sus aspiraciones de reelección. El Presidente no quiere quedar como el jefe de Gobierno que permitió el más grande “zarpazo” al territorio nacional, desde la pérdida de Panamá.

Pero el Gobierno tampoco puede pasarse por la faja un fallo que, aunque no le haya gustado a muchos, es la manera jurídica y pacífica en que se resolvió un debate vigente por décadas.

Lo que decida el Gobierno marcará la agenda noticiosa el próximo año pues, en esta materia, todavía no se ha dicho la última palabra.

Ardila y los importados

“No hay mucho que comentar. Ellos están revisando su modelo de negocio de vehículos, tienen varias unidades y están explorando una nueva dimensión de importación”. De esta forma respondió Jorge Alejandro Mejía, presidente de General Motors Colmotores, el estado de la relación que hoy tiene la ensambladora con el concesionario Los Coches, propiedad de la Organización Ardila Lülle.

Durante varios años, las dos empresas habían mantenido una relación comercial exclusiva muy fuerte que le permitió a Los Coches convertirse en una de las principales vitrinas de la marca Chevrolet, con ventas que superan los 800 vehículos mensuales, convertirse en uno de sus principales socios comerciales en la región de la multinacional y transformarse en uno de los diez concesionarios más importantes del país, con ventas por encima de $418.000 millones en 2011.

Aunque Mejía cree que la decisión de romper cobijas se tomará en unos seis meses, todo indica que la Organización Ardila Lülle ya tiene claro que avanzará con dos empresas en la comercialización de vehículos: Los Autos, con los ingleses MG; y Los Coches, muy posiblemente con la marca Volkswagen.

Congreso vs. Claro

A mediados de octubre, en la Secretaría General del Senado fue radicado el proyecto de Ley Antimonopolio para los mercados de servicios móviles de telecomunicaciones.

Este es uno de los nuevos capítulos del debate que durante 2012 se robó la atención del sector de telecomunicaciones: la posición de dominio en el mercado de voz móvil de Claro –antes Comcel–  y su participación en la subasta del espectro para desarrollar el negocio de internet móvil de cuarta generación (4G).

Para algunos miembros del Congreso, las medidas del Gobierno no son suficientes, y por ello iniciarán la discusión de esta ley que busca fijar topes de participación de mercado, como en el caso de la generación de energía eléctrica.

El proyecto establece que “ningún operador o proveedor de redes de servicios móviles de telecomunicaciones podrá tener una cuota superior a 30% de los ingresos totales de los mercados nacionales de voz, datos, contenidos y aplicaciones”. Para Claro esto  ley sería inconveniente para el usuario, pues va en contra de las economías de escala de la industria. Juan Carlos Archila, su presidente, cree que es preocupante que se quieran cambiar las reglas de juego. De la iniciativa, liderada por Jorge Enrique Robledo, del Polo Democrático, Juan Mario Laserna, del Partido Conservador, y el liberal Eugenio Prieto, se espera que -al menos- sea aprobada en Comisión VI del Senado este año, para que que llegue a Plenaria de esa corporación en la próxima legislatura.

El novelón de RTI

El año que entra podría servir de escenario para un verdadero pugilato de pesos pesados entre la productora de televisión RTI y su socia Telemundo. El origen de la contienda tiene que ver con una reciente alianza firmada entre RTI y el Grupo Televisa de México, encaminada a producir más de 500 horas anuales de programas dramáticos y telenovelas para los mercados de Colombia y Venezuela. Un negocio que a primera vista resultaría más que atractivo.

Los problemas, sin embargo, radican en que Televisa es socia de Univisión, ni más ni menos el mayor competidor de Telemundo –hoy dueño de 40% de RTI–. En otras palabras, significa que RTI está trabajando de la mano con dos archirrivales de vieja data: Televisa y Telemundo.

Quienes conocen los detalles de esta especie de triángulo amoroso ya vaticinan que una de las partes terminará pidiendo el ‘divorcio’. Por lo pronto, solo resta abrir un compás de espera para ver cómo se desarrolla este novelón que promete varios capítulos para 2013.

Sonsa-cándose afiliados 

La ventaja de los pensionados del régimen de prima media (hoy Colpensiones) frente a los del régimen de ahorro individual (manejado por las AFP) seguirá siendo motivo de disputa entre los administradores de ambos sistemas y muy probablemente se agudizará con la reforma pensional planteada para 2013.

Los afiliados a Colpensiones reciben subsidio y tienen la percepción de que, pase lo que pase, el Gobierno siempre va a pagar; como resultado, las AFP se sienten en desventaja y se quejan de que les sonsacan sus afiliados, fenómeno que alcanzó su pico en 2009 cuando 476.931 se devolvieron al antiguo Seguro Social y 92.801 se pasaron de allí a los fondos privados.

Pese al movimiento de medio millón de personas, esta cifra representa menos de 6% de los afiliados de ese año. Desde entonces ha continuado la salida de personas de los fondos privados hacia al Seguro, aunque a paso más lento. Este año, entre enero y agosto, migraron 75.450, al tiempo que 44.257 se pasaron del ISS a los fondos (menos de 1% de los afiliados).

Si bien estos traslados no son significativos frente al total de cotizantes, el lío es que se pasan en su mayoría personas de ingresos medios y altos, lo que poco les gusta a los fondos. El Gobierno estima que el pasivo pensional es hoy de 116% del PIB y que si todos los cotizantes actuales se pasaran a Colpensiones subiría a 129%, el problema es que con los traslados se agudiza la inequidad del sistema, que gasta más plata subsidiando las pensiones altas, que las de salario mínimo. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?