| 11/9/2011 8:00:00 PM

Las mejores rectoras

Sandra Melo y Matilde González son las dos mejores rectoras del país en los calendarios A y B, pues sus colegios encabezan el ranking. Semblanza de dos mujeres sinónimo de calidad.

Sandra Melo
Rectora Gimnasio Colombo Británico


Sandra Melo Correales fundó en septiembre de 1984, junto con su hermana Constanza, el Jardín Infantil Americano (American Garden), el cual aún existe. Sin embargo, la dedicación y el cuidado que le dieron desde el principio a todos sus estudiantes las llevó a fundar, nueve años más tarde, el Gimnasio Colombo Británico, el número uno del país en el Calendario A.

A pesar de ser un colegio joven –en 2001 graduó su primera promoción de bachilleres– se ha ubicado como el mejor colegio del país en este calendario. Un logro que su directora califica no como producto de su gestión, sino de “la de todo un equipo de trabajo”.

Desde hace 10 años creó una junta directiva que hoy es el órgano máximo del colegio, con especialistas en diferentes áreas (matemáticas, preescolar y básica, bilingüismo, lenguajes y humanidades). Además, le da gran relevancia a otros órganos del Gobierno Escolar donde tienen cabida estudiantes, padres y ex alumnos. “No es una persona que imponga sus puntos de vista, sino que busca consensos, acepta las diferencias y ayuda a acercar a las personas”, afirma un miembro de la junta.

Sandra pertenece a una familia de educadores con más de 50 años de tradición. Su mamá fundó el Anglo Americano y el Gimnasio de los Andes, mientras que otros familiares son los gestores del Nuevo Colombo Americano.

Matilde González
Rectora La Quinta del Puente


Matilde González Uscátegui y su esposo, el arquitecto Gustavo Salazar Gómez, tuvieron hace 35 años la idea de darle a Bucaramanga un colegio de calidad. Arrancaron en un pequeño lote a 10 minutos de la ciudad, en el municipio de Floridablanca. Allí empezaron con un preescolar diseñado a la medida de los niños: ciudadela infantil, apartamentos miniatura y lugares de esparcimiento que sirvieran para estimular el juego entre los pequeños.

Con el tiempo fueron añadiendo terrenos y creando todos los espacios que se requieren para un colegio de verdad: ludotecas, laboratorios, auditorio, coliseo y hasta un gran campo deportivo y ecológico en una sede alterna. En 1991 se graduó su primera promoción de bachilleres y desde entonces se catapultó como uno de los mejores colegios del país, situación que quedó ratificada este año al ocupar el primer lugar.

Además, siguen siendo una gran pareja. Como rectora, Matilde se dedica a todos los aspectos académicos y es la responsable de la relación con los docentes, padres y alumnos. Su esposo está a cargo de la dirección administrativa y desde allí se encarga de darle al colegio un criterio empresarial. “Somos una empresa. Una empresa cuyo compromiso con la sociedad es brindar la mejor educación a nuestros alumnos sin ahorrar tiempo ni recursos para estar a la vanguardia en esta sociedad cambiante”, dice González.

Hoy, sus tres hijos, que ya son profesionales, también forman parte de la junta administrativa de la entidad. Calendario B

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?