| 9/15/2016 12:00:00 AM

El ADN de las 1.000 pymes más poderosas de Colombia

Las pequeñas y medianas empresas también han sentido la desaceleración; sin embargo, siguen siendo un motor importante de la economía.

Los empresarios exitosos no son aquellos que tienen muchas ideas, sino aquellos que saben sacar provecho a las pocas que tienen, y Colombia está llena de personas con ese perfil. Prueba de ello es que la mayoría de las compañías del país son empresas familiares, fundadas por visionarios que estaban convencidos de su idea de negocio y que han logrado sacarla adelante contra viento y marea.

Algunos han conseguido avanzar más rápido con sus compañías, acelerando las ventas e incluso convirtiéndose en multilatinas; otros a un ritmo más lento también tienen empresas exitosas, con varios años en el mercado, pero a una escala menor. Justamente a este segundo grupo está dedicada la presente edición de la revista Dinero.

A las grandes compañías anualmente las destacamos en el ranking de las 5.000 mayores empresas del país, medidas por sus ventas. Las que no clasifican en dicho escalafón, pero que tienen el mismo mérito, se hacen visibles en el ranking de Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes), que en su primera versión incluyó 500 firmas y que está vez trae 1.000.

Las Pymes son tradicionalmente llamadas así para diferenciarse de las grandes corporaciones y de las microempresas. Para clasificar en esta categoría, el Ministerio de Comercio establece que deben generar entre 10 y 200 empleos y tener activos entre $344 millones y $20.683 millones. No obstante, esta metodología para identificar a las Pymes tiene falencias, pues es factible que una empresa de menos de 10 empleados facture mucho o que una con activos superiores a los $20.000 millones no venda demasiado.

Por eso, los ingresos son el estándar internacional para clasificar a las empresas y, dado que ese rasero no se maneja en el país, en Dinero decidimos incluir en la categoría Pymes aquellas compañías que en 2015 vendieron menos de $21.500 millones (que fue el corte del ranking de las 5.000 empresas).

Entre las mil Pymes que clasificaron, el promedio de ventas es de $18.967 millones y los activos promedio son de $20.882 millones. Si se suma la facturación de todas estas compañías, esta alcanzó el año pasado los $19,8 billones, lo que equivale a 2,49% de todo lo que produjo la economía colombiana el año pasado.

Lea también: Tras las Pymes que venden más de $3.000 millones al año

Menos optimistas

Pese a que las Pymes, por su menor tamaño, tienen mayor flexibilidad y capacidad de adaptación ante los cambios de la economía, no han sido ajenas a la desaceleración que vive el país. Así se evidencia en el Indicador Pyme Anif (IPA) del primer semestre de 2016, que mide la situación económica de dichas empresas, preguntándoles sobre el volumen de ventas, así como sobre sus expectativas de desempeño y de facturación para el siguiente semestre.

Al cierre de 2014, el IPA estaba en 72 y en junio pasado cerró en 62, lo que indica que la situación económica de las Pymes se ha deteriorado, pero sigue siendo buena –si supera un dato de 73 es muy buena y si está por debajo de 55 es regular.

Al analizar por sectores, son las Pymes manufactureras las más positivas, pues 44% de ellas consideran que su situación económica mejoró al primer semestre de este año. Eso mismo piensa 41% de las Pymes de servicios y 37% de las que se dedican al comercio. Estos datos son, sin embargo, inferiores a los de un año atrás y, según Anif, son también reflejo del deterioro que tuvo el PIB-real del sector comercial y de turismo, que pasó de crecer 4,6% en el primer trimestre de 2015 a 2,7% en igual lapso de 2016, con desaceleraciones tanto en las ventas del comercio como en los servicios de restaurantes y hoteles.

Si se analiza el indicador IPA por regiones, se ve que las Pymes que consideran que su situación económica está mejor son las de Pereira, seguidas de las de Barranquilla y Manizales, por el contrario las bogotanas registran el mayor pesimismo.

Lea también: Pymes se debaten entre desaceleración e incertidumbre en Colombia

Poco innovadoras

Otro tema que analiza Anif en las Pymes es su nivel de innovación, que como es bien sabido es clave para la competitividad. Si bien 65% de los empresarios medianos y pequeños han adoptado alguna acción para mejorar su desempeño, la mayoría de dichas acciones busca obtener una certificación de calidad o capacitar su personal.

Son pocos los empresarios que en dichas estrategias mencionan el lanzamiento de nuevos productos o servicios o la diversificación de sus mercados del exterior. Aunque las acciones que buscan fortalecer el capital humano y certificarse en calidad ofrecen resultados de corto plazo, las de innovación son de largo plazo y, por eso, muchas veces no se consideran prioritarias.

Otra de las explicaciones para la baja innovación tiene que ver con el reducido acceso a crédito de las Pymes. De hecho, de enero a junio de este año menos de 50% de dichas empresas solicitó préstamos al sistema financiero, situación que ha sido una constante histórica para este grupo.

Entre las empresas que se animan a endeudarse, 74% lo usan para capital de trabajo y 11% para remodelaciones o adecuaciones, que son acciones de largo plazo que contribuyen al crecimiento y mejoran el ambiente para la innovación.

Por eso la recomendación de los expertos de Anif es que los directivos de las Pymes aprendan a usar el crédito para financiar actividades innovadoras y no teman a endeudarse para el largo plazo.

Aunque la radiografía actual de las pequeñas y medianas empresas nacionales muestra que hay muchos campos por mejorar, también es cierto que en este segmento hay un nutrido grupo de estrellas que están haciendo la tarea, lo que no solo se evidencia en sus millonarias ventas, sino también en su creciente incursión en el exterior. Algunas, incluso, ya son consideradas por Colciencias como altamente innovadoras. Es el caso de la paisa Proplas, que fabrica envases de plástico para la industria cosmética y farmacéutica.

Así como Proplas, hay numerosas Pymes con modelos de negocios exitosos. Algunas de ellas cuentan su historia en esta edición de Dinero y, en general, en el ranking de las mil más vendedoras hay muchas Pymes que, en pocos años, serán las grandes firmas del país.

Usted puede encontrar el ranking de las 1.000 pymes en la revista impresa. Aquí están las 20 más vendedoras:

Lea también: Mipymes generan alrededor del 67% del empleo en Colombia

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?