| 12/18/2014 6:00:00 AM

Líderes 3

El partner

Aunque sus padres tenían planeado que se encargara de los negocios familiares en Neiva, Germán Borrero (40) se vino a estudiar a Bogotá y nunca regresó. Llegó a los 16 años para formarse como ingeniero industrial en la Universidad América y hoy preside MQA, una empresa de software que factura más de $47.335 millones y tiene más de 300 empleados.

“La idea era regresar pero hacia el final de la carrera me salió una oportunidad en Induacero, luego empecé a trabajar como consultor de SAP y formé parte del programa de futuros profesionales del Grupo Santo Domingo”, recuerda y dice que un amigo le propuso montar un negocio de consultoría, pero aunque lo ayudó, no se vinculó a la empresa sino mucho tiempo después.  Hoy MQA opera en Colombia, Panamá, Guatemala, Costa Rica y Ecuador y es el principal socio de negocios (partner) de SAP en América Latina.

Borrero, quien también es especialista en Mercadeo de la Universidad de los Andes, dice que no siente su trabajo como una obligación, sino que allí se divierte y esto le permite tener un buen balance entre vida profesional y personal, dado que le gusta pasar mucho tiempo con su hijo de 4 años y medio. “En el negocio de la consultoría, 95% del personal son profesionales, que saben lo que tienen que hacer y no hay que estarlos monitoreando. Además, si alguno quiere trabajar desde la casa, lo puede hacer sin problema, por eso tenemos un equipo de fútbol y podemos entrenar una vez por semana”.

Para este ejecutivo la ventaja de su generación es que están en medio de dos mundos: de un lado practican muchas de las rutinas de los mayores, como su rigurosidad y compromiso con el trabajo. Del otro, comparten varias de las costumbres de los más jóvenes, conocidos como millenials, pues también tienen un buen manejo de las tecnologías y ven el trabajo como un disfrute y no como una prisión. “Eso es la ideal estar dispuesto a innovar, pero con la visión de largo plazo de generaciones anteriores”, insiste.

**************

En buenas manos

La información es uno de los activos más valiosos de una compañía. Andrés Fajardo Luna (37), ingeniero industrial y economista de la Universidad de Los Andes con un MBA de la Universidad de Harvard, lidera IQ Outsourcing, una empresa que nada más y nada menos tiene la responsabilidad de gestionar procesos transaccionales de información de grandes organizaciones de los sectores financiero, salud, asegurador y telecomunicaciones.

Desde que se graduó de la universidad trabajó en Booz Allen Hamilton, una firma considerada la consultora más vieja del mundo y pionera en este tema. Allí estuvo durante 10 años y trabajaba, fundamentalmente, en el tema de estrategias de ventas, distribución y operaciones para empresas de consumo masivo en todo el mundo, incluyendo China, Arabia Saudita, Rusia, Estados Unidos y toda América Latina. Ellos le pagaron el MBA en Harvard y logró ocupar el cargo anterior a socio, que se llama ‘principal’ y en el que se tienen todas las responsabilidades de socio, pero no el beneficio. “Tuve una carrera acelerada en consultoría, pero eso es complejo y tenía que viajar mucho”, agrega.

Fajardo dio un paso adelante en su carrera y la puerta que se abrió fue en IQ Outsourcing. “Tomaron el riesgo de poner a alguien como yo que, en ese momento, no había liderado ninguna organización tan grande con 1.200 personas y que, además, no sabía de este sector en particular”, relata; y añade “a mí me contrataron por mis capacidades, no por mi experiencia”. Llegó a esta empresa, cuya facturación anual es de alrededor de US$38 millones, justo pocos meses después de la adquisición de una compañía especializada en el procesamiento de información para el sector salud. Bajo su mandato han desarrollado este mercado y hoy salud representa entre 55% y 60% de las ventas de la compañía.

Así mismo, durante su gestión la compañía ha duplicado su planta de personal de 1.100 empleados a 2.200, teníamos 8 sedes y ahora tenemos 10 en las principales ciudades del país. “Éramos los más pequeños en salud y ahora somos los operadores más grandes, tanto en salud como en pensiones, y logramos crecer de manera importante en el sector financiero”, expresa. Actualmente está concentrado en sacar adelante dos temas claves para la compañía: eliminar el papel en todo el procesamiento de las cuentas en salud, y el proceso de internacionalización que está enfocado en el mercado de Estados Unidos, en particular en el sector salud de ese país.

***************

El zar de la parranda

Ricardo Peláez (30) nació empresario. Cuando en el libro de propósitos del colegio le pidieron a los alumnos de último grado que anotaran la carrera que querían estudiar, él la tenía clara: inglés, arte, ciencia e imaginación. Nada convencional. Ese hecho marcó un rumbo en este joven empresario de 30 años y se convirtió en su eslogan personal desde aquel entonces. Hoy es cofundador de D’groupe, un conglomerado de empresas con sede principal en Medellín y dedicadas a llenar de fiestas y alegría a todo tipo de empresas y grupos.

“Somos muy versátiles. En la empresa estamos en capacidad de organizar desde un lanzamiento de producto muy sencillo hasta una fiesta en un yate o un avión”, explica. Peláez tenía muy claro desde adolescente que su futuro estaba en el emprendimiento. A la edad de 13 años inició su vertiginosa carrera empresarial con un negocio de vidrios polarizados en Medellín. Eso le dio una idea de lo que le esperaba. Luego, a sus 19 años, y cuando apenas iniciaba la carrera de negocios internacionales en la Universidad Eafit, decidió montar su compañía de eventos.  Hoy D’groupe tiene un portafolio de bares, restaurantes y discotecas para todos los gustos y momentos, que actualmente cuenta con marcas como Lussac, Kukaramakara, Sixttina y Delaire.

Kukaramakara es una de las discotecas más conocidas en Bogotá y es conocida como la Casa de los artistas. También tienen sedes en Cali, Medellín y Miami. Es el templo de la música en vivo de Colombia. La empresa también ofrece soluciones para la industria musical. Comercializa sus bandas, DJS y booking de reconocidos artistas. Adicionalmente ofrece producción técnica de sonido, luces, video y efectos especiales. Ahora se metió de lleno en el lucrativo pero inestable negocio hotelero. Se hizo con Park 10 de Medellín, uno de los sitios más exclusivos de la capital paisa. Este refinado hotel es otra pieza en el rompecabezas de Ricardo Peláez para ofrecer un paquete completo de entretenimiento y descanso.

*************

Tecnoperiodista

Bryan Rozo (35) inició sus estudios de Comunicación Social y Periodismo en la Universidad Externado de Colombia; no obstante, por cuestiones de seguridad tuvo que dejar el país cuando apenas cursaba el segundo semestre. En Ecuador lo recibió la Universidad Salesiana, donde terminó sus estudios, simultáneamente estudió publicidad a distancia en Newport.

Pese a que sus estudios estuvieron orientados a la comunicación y la publicidad, siempre sintió especial afinidad por la tecnología y los sistemas y, aunque no tiene estudios en ingeniería, sí ha logrado adquirir conocimientos que le permiten defender sus productos. Se desempeña como gerente de Soluciones en la Región Andina en Gemalto, responsable por el desarrollo de negocio del área de e-Banking y Autenticación.
Dentro de Gemalto ha desarrollado diferentes roles en áreas de telecomunicaciones, servicios financieros móviles y banca electrónica. Actualmente, en la región responde por el sector financiero, atendiendo las necesidades de seguridad digital de bancos en diferentes países.

Es, además, especialista en Marketing Estratégico de ADEN Business School. Inició su carrera profesional en empresas de telecomunicaciones, manejando proyectos de despliegue masivo en Ecuador, y ha desarrollado proyectos de convergencia mediática en Colombia y la región, lo que le ha permitido un amplio manejo del sector. Cuando mira hacia atrás se da cuenta que todo lo que ha querido lo ha logrado realizar; no obstante, hay un sector en el que le gustaría entrar en el futuro. Se trata del sector Oil and Gas, donde ve pocas posibilidades de ingresar pero que de hacerlo buscaría la forma de contribuir con las comunidades que colindan con las áreas de exploración.

Así mismo, en un futuro más próximo comienza a planear la conformación de una familia con su actual novia, pues desde siempre ha sentido la necesidad de estar rodeado por sus familiares, primero en casa colaborando con sus padres hoy pensionados, ahora iniciando de cero.

*********

Nueva sangre

Camilo Jaramillo (27) hace parte de una nueva generación de ingenieros que les siguen el camino a sus padres y mentores. Ya gerencia Infracon, la empresa del Grupo Conalvías, focalizada en las concesiones del conglomerado. Conalvías es una empresa en el top 3 de facturaciones del sector de ingeniería y tiene presencia en varios países, incluidos Panamá y Estados Unidos. El trabajo de Camilo es administrar los contratos de concesión, como la Ruta del Sol 3, la concesión Pereira – La Victoria, los patio-talleres del sistema integrado de transporte de Cali, 4 parqueaderos subterráneos del IDU y una concesión vial en Perú, a dos horas del norte de Lima.

También es el responsable de estructurar nuevos proyectos de concesión y alianzas público privadas (APP). Como si fuera poco, es el cerebro detrás de una propuesta privada para construir el tercer carril entre Bogotá y Girardot, un contrato por $2,4 billones. “Soy un bendecido de la vida, creo que buena parte de lo que soy es gracias a la formación que tuve en un colegio jesuita”, dice. También ha ayudado mucho que se haya criado en una familia con excelsa vocación empresarial. “Aunque tuve la libertad de escoger qué quería estudiar o hacer en la vida, desde pequeño vi a la ingeniería como la única opción”, recuerda el caleño.

La humildad también ha sido determinante. Cuando tenía 11 años era el encargado de las fotocopias en Conalvías y luego se metió en el negocio de lavadero de carros, que vendió al cabo de tres años. Al grupo que fundó su padre, Andrés Jaramillo, ingresó como ingeniero auxiliar para luego ser el responsable y creador de la unidad financiera del grupo Fincon. El éxito ha sido evidente. En 2011 el fondo inició con $400 millones y a la fecha ya completa $35.000 millones. Ahora está inmerso en diseñar un plan de expansión que ponga a Conalvías en otro rango de operaciones, más internacional. Afirma que parte de la clave de su éxito está sustentada en asumir riesgos, pero con responsabilidad. Con respecto a su padre, afirma que lo escucha y lo consulta cuando lo amerita y que antes que nada son dos grandes amigos.

***********

El retador

Durante muchos años, Cipriano López (40 años) fue deportista de alta montaña. Allí forjó no solo una férrea disciplina deportiva sino también las herramientas para enfrentar retos difíciles y complejos. Aunque ya no practica este deporte -y lo cambió por el tenis- le sirvió para asumir con liderazgo y empoderamiento las diferentes posiciones que ha ocupado en su vida profesional. Este ingeniero mecánico de la Universidad Pontificia Bolivariana, ingresó a Imusa como practicante en Investigación y Desarrollo y gracias a su desempeño fue promovido como Jefe de Planeación y Control de Producción. Viajó a Francia para aprender un tercer idioma y más tarde estudiar un MBA en la Escuela de Negocios de Burdeos. Como parte de sus estudios realizó un trabajo de consultoría con la firma L’Oreal, apoyando a esta compañía en dos proyectos, uno en Francia y otro en España.

Luego se vinculó con el Grupo Danone en Francia como empleado en el área de Compras y Negociación, llegando a ser responsable de la Categoría de Cereales para Europa. Tuvo en ese puesto una de las mayores pruebas cuando se presentó una crisis mundial en la producción de cereales, en 2003, que logró sortear con éxito. Después de tres años volvió a Colombia para trabajar con Bavaria, que ya había sido adquirida por SAB Miller (Bavaria), como Director de Compras y Negociación. En 2007, llegó a Haceb, una de las industrias líderes en el país, como gerente comercial, cargo creado con el objetivo de fortalecer la participación de Haceb en los mercados nacional e internacional; fidelizar al consumidor con las marcas; mejorar los indicadores de satisfacción con clientes y usuarios y optimizar los procesos de la cadena de valor y desarrollo de nuevos productos, enfocado en logística, abastecimiento, planeación, distribución, negociación y sourcing. Por esos años, la compañía inició un proceso de sucesión gerencial y López asumió en 2010 como gerente general en reemplazo de Darío Valencia, que llevaba más de 40 años en el cargo. Quienes lo conocen reconocen su pasión por el estudio y busca escenarios para mantenerse actualizado en temas que son claves en su desarrollo: estrategia, innovación, finanzas, liderazgo y “cada año trato de estar al menos una o dos semanas en una universidad del mundo aprendiendo habilidades duras o blandas”, dice.

Después de montar la más moderna planta de neveras en América Latina, López tiene ahora un nuevo reto: un joint venture con Whirlpool para la fabricación de lavadoras en Copacabana, Antioquia. Un nuevo reto en su carrera profesional que se asemeja a las pruebas de montaña que practicaba cuando era más joven.

*************

Corazón emprendedor

A su corta edad, María Isabella Muñoz Méndez (32) es la Directora Ejecutiva de la Asociación Colombiana de Fondos de Capital Privado (ColCapital), cargo que ocupa desde julio de 2013. Allí lidera una industria naciente, articulando diferentes actores económicos y de gobierno para promover el desarrollo y fortalecimiento de este sector. Muñoz considera que lo difícil en la estructuración de un negocio financiero es introducir en un mercado nuevos mecanismos de financiación no tradicionales.

“En el caso particular de mi industria, el gran reto ha sido enseñar que los fondos de capital privado son un mecanismo de financiación alternativo para apalancar el crecimiento de las empresas y los proyectos productivos que necesita el país, además de ser generadores de nuevos empleos, impulsadores de la formalización empresarial y laboral”, asegura. Esta payanesa es ingeniera industrial de la Universidad Javeriana y cuenta con una especialización en economía de la Universidad de los Andes. Su experiencia va desde el sector público hasta el sector privado, pasando por el ecosistema de emprendimiento e inversión.
Con esta trayectoria en la industria de fondos de capital privado y estructuración de negocios, espera, en algún momento de su vida, emprender su propia empresa. “Tengo corazón y mente emprendedores”, afirma.

Para ella, las nuevas generaciones están revolucionando la manera de hacer las cosas e impregnando de innovación a Colombia. Señala que el tejido emprendedor viene creciendo con fuerza, apoyado, en gran parte, en los programas impulsados por el Gobierno y el sector privado. “Vemos el nacimiento de nuevas industrias, como los fondos de capital privado, apalancando empresas en sus diferentes etapas de desarrollo, redes de inversionistas ángel dispuestos a acompañar el crecimiento del ecosistema emprendedor colombiano”, manifiesta. Antes de su ingreso a ColCapital, se desempeñó como Asociada de Selección y Servicios en Endeavor, Ejecutiva de Fondos de Capital Privado y Emprendedor en Bancóldex, Ejecutiva de Nuevos Negocios en Deceval y fue Trader Junior de estructuración y derivados en el Banco Davivienda.

************

A toda velocidad

Pocos alumnos del colegio Helvetia participaban en tantos equipos deportivos –incluido el basquetbol– como Andrés Fuse (40). A pesar de sus 1,68 centímetros, con los que él mismo hace bromas, su espíritu competitivo lo llevó a destacarse en los deportes. Al salir del colegio decidió estudiar ingeniería industrial en la Universidad de Los Andes y, aun sin graduarse, trabajó en una empresa de máquinas de autoservicio de café que buscaba acercar a los jóvenes a esta bebida. Desde entonces, confiesa, se volvió amante del café.

Luego de ser coordinador comercial de este proyecto, pasó a convertirse en delegado técnico de servicio postventa y, por pura coincidencia, en Autogermana, el importador de la marca de vehículos BMW en Colombia, donde hoy se desempeña como gerente general. Tras graduarse, decidió probar suerte en el exterior y trabajó en BMW Argentina por dos años como responsable del servicio de postventa de motocicletas, luego se trasladó a Brasil donde ocupó la gerencia de motocicletas. Un cambio radical en su carrera lo llevó a aceptar un trabajo en SABMiller Panamá y pasar a una empresa de productos de consumo masivo. Allí se desempeñó como director de servicio de ventas y luego estuvo en el área de trade marketing.

Más de una década por fuera del país le sembraron la nostalgia y hace tres años regresó a Colombia para gerenciar Autogermana, donde trabaja en el direccionamiento estratégico de la compañía. Está casado hace trece años y tiene dos hijos: el primero nacido en Brasil y el segundo en Panamá. Además de pasar sus ratos libres en familia –que considera una terapia mental increíble– practica a diario el deporte. En este momento se prepara para una media maratón que correrá a finales de enero.

*************

El plan de Mejía

Dicen que detrás de todo gran hombre hay una gran mujer, frase que encaja como anillo al dedo en el caso de Luis Fernando Mejía (36), Subdirector General Sectorial de Planeación Nacional, quien ha estado desde hace 14 años con Margareth, quien lo ha acompañado en un camino fuera del país, una vida con muchos momentos felices y con las dificultades propias de la distancia. Fruto de esa unión nació hace 4 años Isabella, luz de ese hogar y motivación para hacer cada día mejor las cosas.

Mejía es economista con maestría de la Universidad de los Andes y doctorado de la Universidad de Chicago; su carrera ha transcurrido entre el Banco de la República, el Ministerio de Hacienda y el Banco Interamericano de Desarrollo, instituciones que son la punta de lanza en temas de política monetaria, fiscal y de investigación. Su experiencia técnica y académica será fundamental para el desarrollo de mejores políticas públicas.

Diez minutos se necesitan con el directivo de Planeación para saber que tiene claro lo que quiere y sabe cómo lograrlo. Ahora tiene la idea fija de volver a posicionar al DNP como el centro del debate de políticas de mediano y corto plazo del país, para esto ha promovido la contratación de los mejores profesionales, encauzándolos hacia la vocación de servicio público que él siente. Para ello promueve una “meritocracia transparente”, donde sus colaboradores pueden observar cómo ascienden en la medida que tienen un buen trabajo profesional y una formación académica adecuada.

Por ahora la vida de Mejía transcurre entre la formulación del Plan Nacional de Desarrollo, que incluye visitar regiones, definir prioridades de ejecución y leer versiones preliminares del documento; su familia, a la que dedica el poco tiempo que le queda y al seguimiento, a la distancia, de su pasión futbolística: Millonarios, equipo del que es abonado y que por las responsabilidades de su cargo no ha podido acompañar del modo que quisiera.

************

Totalmente en línea

David Londoño (39) es el director corporativo de Mercadeo en Claro. Estudió Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones en la Universidad del Cauca e hizo una especialización en Gerencia de Proyectos y Mercadeo Estratégico en el Cesa. Además, cumplió con un programa de desarrollo directivo del Inalde y realizó estudios de Marketing en la Universidad de Northwestern en Estados Unidos. Según él, una de las características de su perfil es que ha logrado combinar dos actividades claves para las empresas de telecomunicaciones hoy: ingeniería y mercadeo. “A la capacidad del ingeniero de tomar un problema grande y descomponerlo, le sumo, por otro lado, habilidades de marketing, que implican conexión para entender al consumidor que solo quiere una vida más fácil, más entretenida y más simple”.

Su carrera la ha desarrollado de la siguiente forma. Empezó con un negocio de telecomunicaciones pequeño, que contaba con el apoyo de inversionistas privados, luego pasó a Firstcom, en pleno auge de las empresas punto com en Estados Unidos. AT&T compró esa marca para convertirse en AT&T Latinoamérica y, después, esta última empresa pasó a manos del monstruo América Móvil, del multimillonario Carlos Slim.

“En Claro estoy buscando posicionamiento de una marca completamente convergente, integrada casi en cada uno de los momentos de vida de un colombiano”, explica. Tiene una idea que le sirve de guía en la ardua tarea de dirigir un grupo de 100 personas: “me levanto todos los días pensando en cómo Colombia puede ser un país incluyente”, aseguró.

***********

Pasión por la región

Cuando se le pregunta por su primer trabajo, Juan Camilo Beltrán (40), presidente de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, piensa un buen rato y duda. Y tiene por qué hacerlo, pues desde los 6 años se interesó por los negocios y compraba gaseosas para venderlas a quienes pasaban por el frente de la casa de su abuela.

A los 10 años, durante las vacaciones escolares, iba a la empresa inmobiliaria de su familia materna para ayudar con los arqueos de cartera y, sin mucho éxito, llamaba a los deudores morosos para apoyar el cobro. Su interés precoz por los negocios, sin embargo, le ha servido en la carrera profesional a este bumangués, hijo de Orlando Beltrán, un docente y consultor ambiental, y Laura Domínguez, gerente de la inmobiliaria Alejandro Domínguez Parra. Se graduó del Instituto Caldas, estudió administración en la Universidad Autónoma de Bucaramanga y desde los primeros semestres emprendió un negocio de venta y reparación de computadores que tuvo que dejar para hacer su práctica universitaria en Estados Unidos con la firma de entretenimiento Aramark, donde tres años después lideraba un equipo de 25 personas.

Regresó a su ciudad natal porque no cambia a su país ni a su región por nada. Tras cursar un postgrado en mercadeo se desempeñó como gerente regional de mercadeo en Servientrega y luego pasó al sector gremial como director de Fenalco Santander y presidente del Comité de Gremios. Un proceso con una firma cazatalentos lo llevó a la presidencia de la Cámara de Comercio de Bucaramanga. Su liderazgo hizo posible que este año las 57 cámaras del país lo eligieran presidente de la junta de Confecámaras.

Es un apasionado por los deportes y uno de sus hobbies es la pesca deportiva. Su principal desvelo es trabajar por la educación con el Pacto por la Educación de Santander y lograr que en 2024 el departamento tuviera un ingreso per cápita de US$20.000.

**************

El gimnasta de la mente

Su familia y el colegio San Jorge de Inglaterra le enseñaron a Efraín Soler (40), actual Chief Excutive Officer de O4IT, que las matemáticas eran el gimnasio del cerebro, por eso siempre tuvo gusto por ellas. Hoy les atribuye el excelente desempeño que logró alcanzar durante sus primeros semestres de Ingeniería Industrial en la Universidad Javeriana, donde se destacó por sus resultados académicos. Cuando cursaba quinto semestre se vio obligado a iniciar su vida laboral, la muerte de su padre lo forzó a asumir la Gerencia de Laboratorios Contecon Urbar S.A., compañía que lideró durante 10 años en los que aprendió del negocio y de las exigencias de una empresa a partir de los problemas y las dificultades de cada día. Recuerda que durante sus inicios no contó con la suerte de aprender de un gran jefe, sino de las exigencias diarias que demandaba su cargo.

A pesar de que su trabajo en Contecon no le gustaba y no le despertaba pasión, siempre le dedicó todo su tiempo y la energía al negocio para hacerlo rentable y lograr que marchara adecuadamente. Sólo un año después de casarse encuentra el momento ideal para desligarse del laboratorio donde consideró que su presencia ya no era indispensable. Fue en ese momento que buscó especializarse en el exterior, lo cual no logró concretar; sin embargo, entró a la Universidad de Los Andes para cumplir con sus estudios en Finanzas Corporativas. Tras ese paso se radicó en el sur de la Florida, en Estados Unidos, donde comenzó su emprendimiento tecnológico, es allí donde inició O4IT.

En el futuro a mediano plazo sigue estando presente la idea de especializarse en el exterior y es por eso que tiene su mente enfocada en el retorno a la universidad, quiere que su próxima especialización sea en MIT, enfocada en cómo la tecnología cambia a la humanidad para dar inicio a un nuevo emprendimiento con mayor madurez, en el que pueda aplicar lo que ya le ha enseñado el mundo de los negocios.

**********

El asegurador

Con 480 personas a cargo y una vertiginosa carrera que lo ha llevado a trabajar fuera del país, Juan Manuel Merchán (39) preside ACE Seguros Colombia, filial de una de las aseguradoras más grandes del mundo por capitalización de mercado. Es economista de la Universidad Externado y tiene posgrados en administración en el Cesa en Colombia y un MBA de la escuela de negocios de la Universidad Panamericana de México (Ipade Business School).

Entró a trabajar al mundo de los seguros hace 13 años, pues allí identificó una oportunidad de aprendizaje, así como opciones de desarrollo profesional con grandes corporaciones de seguros que son relevantes dentro y fuera del país. Comenzó en Chubb de Colombia y en 2005 entró a ACE como gerente para una línea de negocio. Dos años después lo enviaron a México a manejar una línea de mayor tamaño e importancia estratégica. A comienzos de 2009 fue promovido a presidente de la operación de ACE en Chile, donde estuvo por cinco años.

Al finalizar 2013 asumió la posición de presidente de ACE Colombia, un mercado en donde la multinacional está haciendo una gran apuesta de crecimiento para los próximos años. Aunque llegar a la cima le tomó menos de diez años, tenía claro que podía ser el presidente de la empresa, pues ha trabajado mezclando integridad, disciplina y ejecución. “La ventaja de estar en ACE es que permite que los empleados de alta contribución tengan grandes oportunidades de carrera. Luego de cumplir con las metas que tenemos para Colombia, quisiera asumir mayores responsabilidades regionales en América Latina”, dice.

El manejo de los subalternos de mayor edad y experiencia lo hace con ejemplo e involucramiento en todas las áreas del negocio. Con dos hijos de diez, y seis años, además de la familia le dedica tiempo a deportes como natación, bicicleta y atletismo. Ha participado en maratones y en medias maratones.

Cree que la clase empresarial de su generación le aporta al país una visión globalizada de los negocios, mayor apertura y aceptación de los cambios en un entorno empresarial cada vez más competido y agresivo.

**********

El jurista web

Omar Rodríguez (40) tenía claro desde sus primeros semestres de derecho en la Universidad de Los Andes que la informática iba a ser trascendental. Por eso se especializó en derecho financiero en el Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario y posteriormente realizó un Master en Derecho Comparado en la Universidad de Miami, durante este postgrado su énfasis fue el derecho de internet y el derecho informático.

Ha realizado seminarios en negociación y en derecho en internet en la Facultad de Derecho de la Universidad de Harvard, pues uno de sus grandes objetivos es contribuir con su conocimiento al desarrollo de la jurisprudencia en torno a este tema. Es así como la docencia cobra una relevancia significativa en su vida. En su trayectoria docente ha sido profesor de telecomunicaciones y derecho de la empresa de la Facultad de Derecho de la Universidad de Los Andes y profesor de legislación en materia de comercio electrónico en la especialización de telecomunicaciones de la Facultad de Jurisprudencia del Rosario.

En la actualidad, además de continuar su ejercicio profesional en la firma Rodríguez Olaya & Asociados, está inscrito como árbitro de la lista del Centro de Arbitraje y Conciliación de la Cámara de Comercio de Bogotá para las áreas de Telecomunicaciones y Comercio Electrónico, y como árbitro de la lista de árbitros del Centro de Conciliación y Arbitraje de la Cámara de Comercio de Casanare.

Es miembro del Grupo de Estudios en Internet, Comercio Electrónico, Telecomunicaciones e Informática de Los Andes (GECTI); Colegiado Honorario del Colegio de Abogados Especialistas en Derecho de las Telecomunicaciones y árbitro evaluador de la Revista E- Mercatoria del Externado. Su vida la divide en tres grandes áreas: profesional, familiar y personal. Según él, su esposa y su hijo, que a los 20 meses ha transformado el día a día de Rodríguez, son fundamentales para explicar su éxito.

************

Al frente del timón

Ser analítico y muy innovador es una de las claves gerenciales de Pedro Mejía (40), gerente de PracoDidacol, para quien trabajar con un equipo alineado y direccionado hacia el logro de objetivos comunes es determinante para alcanzar el éxito. Este ejecutivo de 40 años, administrador de empresas del Cesa y amante del tenis, tiene claro que los buenos resultados se sustentan en el logro de un equilibrio entre lo personal y lo profesional, se declara enemigo de la falta de esfuerzo y compromiso y valora el trabajo de quien le presenta soluciones y no excusas.

Su primer reto profesional lo afrontó en Mabe, compañía en la que empezó haciendo pasantías pero que muy rápidamente le permitió convertirse en el asistente del gerente general, para luego llegar a la gerencia de la regional en Medellín. Su gusto por los temas comerciales y de ventas lo indujeron a hacer un MBA en estrategia y finanzas en Kellogg School of Management. La práctica de estos estudios los desarrolló en McKinsey, empresa a la que terminó vinculado trabajando en proyectos de consumo masivo en diferentes países de la región por un periodo de cinco años. Plastiquímicas y Filmtex, del grupo Sanford, también forman parte de la lista de compañías en las que Mejía forjó su crecimiento profesional, liderando su crecimiento y desarrollo no solo en Colombia sino en el exterior.

En marzo del año pasado empezó a dirigir Praco Didacol, empresa que representa 13 marcas, tanto de vehículos particulares como comerciales y de camiones, además de maquinaria.

Desde su posición actual, uno de sus mayores retos es lograr una transformación de la empresa y ajustarla a las nuevas condiciones del mercado, encontrando el modelo que permita mantener una figura de vitrinas mixtas, pero con puntos de venta que sean rentables y sostenibles y además se ajusten a los requerimientos de las fábricas. Si bien reconoce que el mercado automotor va por buen camino, está convencido de que una de las mayores dificultades que enfrenta el sector, y al cual no es ajena la organización que lidera, es la administración de los cambios frecuentes de regulación en el sector.

***********

Trotamundos y políglota

Alfredo Ángel (37) ha construido su trayectoria profesional con aprendizajes de distintas culturas. Este ingeniero industrial de la Javeriana ha trabajado en diez países. De su paso por ellos le quedaron las experiencias del día tras día y cinco idiomas de los cuales domina tres a la perfección.

Estudió en varios países (Colombia, Francia, e Inglaterra) donde conoció diferentes puntos de vista. Posteriormente, como empresario tuvo éxito en la creación de una empresa de tecnología en Colombia, Aldeamo, brindando soluciones que usan la tecnología para mejorar la calidad de vida de las personas. Dio inicio a varios emprendimientos con diferente grado de éxito, y trabajó algunos años como consultor de estrategia para una firma Noruega, donde tuvo nexos fuertes con entidades africanas noruegas. De esta experiencia le quedó un gran recuerdo. En Botswana desarrolló un proyecto llamado Business and AIDS, donde buscaba manejar el alto grado de infección del VIH que tiene la gente en ese país desde el punto de vista de la alta gerencia. Es decir, cómo manejar una empresa cuando, por estadísticas, la mitad de los empleados tiene SIDA. El resultado fue la creación del Local Enterprise Authority (LEA) centro de excelencia en emprendimiento y desarrollo sostenible de pequeñas y medianas empresas en ese país.

Antes de Aldeamo, empresa que gerencia, tuvo un emprendimiento menos grato en el cual algunos clientes no le pagaron a tiempo y durante semanas no tuvo para pagar la nómina, el arriendo, ni mucho menos su propio salario. Aldeamo hasta ahora inicia, pero busca cuadruplicar en tres años los 120 millones de transacciones que hace actualmente. Está relanzando portales verticales como el de trabajo, donde quiere que la gente de la base de la pirámide tenga un sitio donde pueda ir a buscar empleo desde su celular. Espera tener más de dos millones de usuarios de este servicio.

***************

Economista pura sangre

Entre la década de los 70´s y 80´s, mientras la mayoría de los niños soñaban con ser policías, bomberos o médicos, Andrés Restrepo Montoya (39), actual Presidente de Previsora Seguros, participaba en los debates económicos que sus padres sostenían en el hogar y sus respectivos trabajos.

Este colombiano que afirma sentir la economía corriendo por sus venas gracias a la cercanía que desde muy pequeño tuvo con el tema, tiene otras dos pasiones, su familia, ya que está casado y es padre de dos pequeñas niñas y el fútbol, que hasta hace muy poco practicaba juiciosamente. Restrepo Montoya es economista de la Universidad de los Andes con Máster en Análisis Económico y Economía Financiera de la Universidad Complutense de Madrid. Se desempeñó en el sector público y privado y es reconocido por los dos ministros de Hacienda con los que ha trabajado (Juan Carlos Echeverry y Mauricio Cárdenas) por su esencial participación en el andamiaje de política económica y regulación.

El economista que estuvo al frente del departamento de investigaciones económicas de Corficolombiana, descubrió su vocación por gestionar inversiones, lo que lo llevó a participar activamente en el desarrollo de la gestión de portafolios de inversiones en el país. “Lo bonito de la economía es que está ligada a temas macro relacionados con los sentimientos de las personas, hogares y empresarios, (sí se tienen en cuenta las encuestas de Fedesarrollo, Bolsa de Valores y el Banco de la República, etc…)”, señaló.

Restrepo Montoya, quien también ha ejercido la docencia en la Universidad de los Andes, le contó a Dinero que en su trayectoria profesional se presentaron momentos en los que sintió que el peso del trabajo era tan alto, que en cualquier momento podría flaquear. El primero al frente de la Dirección de Seguridad Social y el segundo en el Viceministerio, pues eran cargos en donde los riesgos en caso de que algo mal saliera, eran incalculables. Las proyecciones de este hombre, señalan que Colombia podrá hacerle frente de manera tranquila a los fenómenos internacionales, gracias a la recuperación fiscal de Estados Unidos y a la fortaleza de los indicadores en el país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?