| 9/18/2014 6:00:00 AM

A escoger bien los ladrillos

La inversión inmobiliaria sigue siendo la favorita de los colombianos. En vivienda nueva los precios siguen subiendo, pero en la usada se han desacelerado. Se recomiendan inmuebles en estratos 2, 3 y 4.

Ni la caída del edificio Space en Medellín, ni las reiteradas alertas sobre la posible existencia de una burbuja inmobiliaria desanimaron las inversiones en finca raíz, que se mantienen entre las preferidas de los colombianos. A la seguridad de los ladrillos se suman facilidades de pago con préstamos a tasa fija y subsidiados, lo que incluso ha hecho que en algunos estratos salga más barato pagar el crédito que el arriendo.

Según el Dane, a primer trimestre la vivienda nueva se valorizó 12,32% anual, el nivel más alto desde 2009.

Bogotá y Cali, con variaciones de 13,36% y 13,07%, respectivamente, fueron las ciudades donde más se encareció el metro cuadrado de vivienda nueva. En Armenia y en Pereira fue donde menos subió: 6,07% y 3,40%. En lo que respecta a la vivienda usada, que mide el Banco de la República, los precios se han venido desacelerando. En el primer trimestre de 2014 aumentaron 6,97%, mientras en igual lapso de 2013 y 2012 subieron más de 12%.

Estabilización

César Augusto Llano, presidente ejecutivo de Fedelonjas, comenta que este año el mercado inmobiliario sufrió un aletargamiento por dos fenómenos puntuales: las elecciones y el Mundial de Fútbol, los cuales impactaron más fuerte los negocios con vivienda usada.

Así mismo explica que, aunque las licencias para construcción han crecido, el impulso viene más por otro tipo de edificaciones, como oficinas u hoteles, y menos por vivienda. Su expectativa no es una caída de precios, pues la demanda sigue alta, sino una estabilización, en especial en vivienda usada, que en muchos casos se usaba para especular. “Hablar de metros cuadrados a $16 millones en Bogotá es una excepción y no la norma, el promedio para el estrato 6 son $10 millones y son los compradores los que deben darse cuenta si vale la pena pagar esas sumas”, precisa.

En lo que se refiere a comprar para arrendar, los sondeos de Fedelonjas indican que los precios de los alquileres han bajado, pues hace seis años estos eran de entre 0,7% y 0,8% del valor comercial del inmueble (de $700.000 a $800.000 en un apartamento de $100 millones) y hoy están en 0,5%; es decir, que con el mismo ejemplo sería un arriendo de $500.000. Esto se produjo porque aumentó la oferta de inmuebles para arrendar, especialmente en el estrato 6.

Al invertir en inmuebles

SI

• Vivienda de estratos medios, aquella que está un poco por encima en precio de la VIS. Se compra con beneficios y se puede arrendar rápido. El canon promedio está entre 0,6% y 0,7% del valor comercial del inmueble.

• Inmuebles en Barranquilla y Medellín, pues aún tienen posibilidades de valorizaciones rápidas.

• Vivienda en Cali, que tiene buenas perspectivas con el desarrollo del comercio hacia el Asia Pacífico.

• Oficinas y centros comerciales en Bogotá, pues aún hacen falta.

NO

• Vivienda en Bucaramanga porque el mercado ya está maduro y no se ven nuevos emprendimientos industriales que puedan atraer más población.

• Estrato seis en Bogotá porque si es para arrendar, los alquileres están bajos dado que hay mucha oferta.

• En hoteles, pues la competencia es numerosa y se debe analizar bien el proyecto antes de poner el dinero.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?