| 12/16/2015 12:00:00 AM

Aumento de tasas es 'fatal': Constructora Marval

La desaceleración en el negocio de finca raíz es el principal desafío que ve para el próximo año el presidente de la constructora Marval.

Los constructores no quedaron contentos con las recientes alzas en la tasa de intervención del Banco de la República. Aunque los empresarios del sector están de acuerdo en que es fundamental que el Emisor intervenga para controlar la inflación, temen que una subida en las tasas termine por afectar el crecimiento del país.

En este grupo de los inconformes con el alza en las tasas de interés está Rafael Marín Valencia, presidente de la firma santandereana Marval, la mayor constructora del país por ventas. Y tiene porqué estarlo ya que buena parte de los compradores de vivienda deben acudir al sistema financiero para financiar sus proyectos inmobiliarios.

Para este ingeniero, la del Banco de la República es una señal inconveniente para la recuperación de la economía, porque no solo desestimula el consumo sino que, además, genera un clima de incertidumbre generalizado entre consumidores, empresarios y sistema financiero.

Amante de los libros y de los vallenatos –su canción favorita es La Casa en el Aire, de Rafael Escalona–, el presidente de Marval espera que en 2016 se mantenga la dinámica de las obras de infraestructura y en materia de vivienda arranquen en forma los proyectos del programa Mi Casa ya, con 130.000 viviendas, se consolide el Pipe 2.0 y se concreten las alianzas público privadas que impulsa el Gobierno.


¿Cómo ve las perspectivas de su sector para el año entrante?
Esperamos que la construcción mantenga la dinámica, que las tasas vuelvan a bajar para animar a compradores.


¿Cuál es el principal desafío?
La desaceleración del mercado en la finca raíz, que enfrentaremos con innovación en estrategias comerciales.


¿La decisión de negocios más dura de este año?
Avanzar en los proyectos con las dificultades de la tramitología para la construcción.


¿Cuál fue la mejor decisión de este año y con la cual ‘la sacaron’ del estadio?
Consolidar nuestro banco de tierras. Hemos logrado un banco importante en las ciudades donde tenemos operaciones, particularmente en Bucaramanga y su área metropolitana, así como en Barrancabermeja, Bogotá, Cartagena, Santa Marta, Barranquilla y Cali. Esta es la única forma que tenemos las empresas constructoras de garantizar la sostenibilidad.


¿Cuál cree que va a ser la decisión más dura del año entrante?
Mantener unos precios de mercado con costos crecientes.


¿Cómo le ha ido con el dólar?
Los costos de construcción han subido 7% por el alza del dólar.


¿Lo asusta la reforma tributaria que se ha anunciado?
No es posible subir más los impuestos.


¿Cuál ha sido el impacto de la anterior tributaria?
En los negocios en que participamos no tuvo mayor impacto.


¿Cuál es la reforma más urgente?
La del equilibrio de poderes.


¿Cómo está viendo el consumo del año entrante?
Creo que disminuirá el consumo.

¿Va a contratar o van a salir de empleados?
Vamos a sostener a todos los que tienen la camiseta puesta.


¿Cómo ve el proceso de paz?
Lento. Creo que los guerrilleros deben cumplir la ley con igualdad de condiciones que el resto de los ciudadanos.


¿Qué tanto les pega el aumento de las tasas?
Fatal, porque a todos nos suben los costos y crea una incertidumbre innecesaria.


¿Cuál ha sido su mayor éxito en la vida?
Liderar una empresa que perdurará.


¿Dónde construyó su primera casa?
En Floridablanca (Santander). Tuvo un valor de dos millones de pesos.


¿Tiene algún agüero para el año bisiesto?
Para mí, estos son años de progreso.

¿Viaja por carretera?
Sí. Y lo que observo es que el país avanza y progresa con las nuevas vías.


¿Cómo le fue con las elecciones locales?
Bien, con muchas expectativas de buenos cambios.


¿Cómo celebró su último cumpleaños?
Con los vallenatos del Curry Carrascal y del médico Adrián Villamizar. Me gustan mucho los vallenatos, especialmente los de Rafael Escalona.


¿Va a salir de vacaciones?
Sí, a Santa Marta, la bahía más linda de América.


¿Qué le hace romper la dieta?
Un chicharrón de La Fazenda.


¿Qué no puede faltar en su mesita de noche?
Un buen libro.


¿Y qué libro está leyendo?
Lo que importa ahora, de Gary Hamel, que habla de cómo se debe actuar en un mundo de cambios implacables.


¿Cuál es la última película que vio?
El principito. Me falta por ver Spectre, la última película de James Bond.


De lo último que ha comprado, ¿qué le ha parecido más caro?
Todo lo importado.

¿Cuánto tiene en el bolsillo?
Una tarjeta de crédito


¿Prefiere ver TV o Netflix? 
Ambas.


¿Cuál es la aplicación que más usa? 
Whastapp. 


¿Está de acuerdo con la marihuana para uso medicinal? 
Sí.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?