| 7/22/2015 7:00:00 PM

Hoteles Estelar, desembarca mirando a Centroamérica

La cadena utilizará la experiencia en Perú y Panamá para lanzarse a Centroamérica.

La estrategia de Hoteles Estelar es crecer en los países en donde los empresarios colombianos llegan pisando duro. Con esta premisa, hace siete años llegó a Perú, en donde compraron un hotel en Arequipa y tres años después se quedaron con otros dos en Lima.

Luego vieron opciones muy interesantes en Panamá, en donde ahora tienen un hotel de 200 habitaciones en sociedad con la cadena Hilton y desarrollan otro proyecto de 100 habitaciones a 45 minutos de Ciudad de Panamá. Este último estaría listo en 2017.

“Nuestro plan de expansión en Perú es ambicioso porque es un país con ciudades intermedias muy interesantes. En ese país hay 11 destinos con potencial. También vemos con gran interés, pero en un futuro más lejano, desarrollos en Centroamérica”, dice el presidente de la cadena hotelera, Miguel Díez.

Cuba también se ha vuelo protagonista para el sector hotelero de la Región, gracias al descongelamiento de las relaciones con Estados Unidos y el potencial levantamiento del embargo económico. “Cuba es una oportunidad sin igual”, agrega el ejecutivo, aclarando que apenas es una expectativa.

Para Díez, una de las claves del éxito en el exterior radica en el conocimiento de cada cultura. En Perú, el negocio hotelero tiene diferencias frente a Colombia o Panamá. Ese tipo de conocimiento es fundamental para no fracasar.

En Colombia la presencia es grande. Estelar construye un hotel de 303 habitaciones en la zona de Bocagrande, Cartagena, que incluye un centro de convenciones para 1.800 personas. La compañía cuenta con el respaldo económico del banquero Luis Carlos Sarmiento Angulo a través del brazo de inversión Corficolombiana.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?