| 6/9/2016 12:00:00 AM

Esquema tributario necesita una revisión urgente y profunda, Grupo Argos

Para Jorge Mario Velásquez, presidente del Grupo Argos, la reforma tributaria es una gran oportunidad para revisar el esquema de impuestos del país. Pero no debe convertirse en una colcha de retazos.

Ampliar la base de tributación, generar un sistema simple y coherente que facilite el proceso de pago de impuestos, crear un sistema tributario que incentive la inversión y haga al país competitivo frente a otros mercados, son temas clave que debe involucrar la nueva reforma tributaria.

Así lo considera el presidente del Grupo Argos, Jorge Mario Velásquez, para quien la propuesta presentada por la Comisión de expertos es un buen punto de partida para la discusión del proyecto. Estas son sus opiniones.

  • ¿Cómo ve la próxima reforma tributaria?

Hay un tema conceptual de fondo. Indudablemente el esquema tributario en Colombia necesita una revisión urgente y profunda porque la carga tributaria de las empresas formales es un factor que pesa mucho en la decisión de inversión, tanto del internacional que mira a Colombia como destino, como también del inversionista nacional. La reforma es urgente, necesaria y decisiva para el futuro del país. Me parece que la propuesta de la comisión de expertos es un muy buen punto de partida para la discusión.

  • ¿Qué aspectos debe tener en cuenta?

Colombia necesita ver varios aspectos: que la tasa efectiva de tributación sea competitiva con otros destinos; se necesita que la base de actores que aportamos al sostenimiento de las necesidades fiscales sea más amplia, que tributen en la medida de sus capacidades los distintos actores económicos, naturales y jurídicos, de distinto tipo; es clave una reforma que simplifique el régimen fiscal, que haga más fácil que el ciudadano o el responsable de una Pyme encuentre facilidad para hacer el proceso; es importante tener un sistema que invite a la formalización de distintos sectores. No nos puede suceder que terminemos con una colcha de retazos donde se busquen beneficios particulares, sin construir una reforma estructural a largo plazo. Es una necesidad urgente y una oportunidad.

  • ¿Qué tanto les impactó la reforma pasada?

Cuando computamos la totalidad de los impuestos nacionales, más los regionales y específicos, se llega a niveles de tributación superiores a 60%, que pasan a ser confiscatorios de los negocios. Esto no es competitivo. Hay países donde el régimen fiscal está por debajo de 30%.

  • ¿Qué piensa de aumentar el IVA?

Hemos sostenido que es muy importante que el régimen de IVA establezca un terreno nivelado para que el sector privado pueda competir. Un ejemplo es el asfalto o el concreto de la pavimentación en las 4G. Hoy el concesionario evalúa si construye una vía nueva en concreto rígido o con asfalto y va a hacer un ejercicio y escogerá cuál es la mejor alternativa para que su inversión tenga el mejor retorno posible. Pero si el régimen fiscal grava un producto (concreto) y da una exclusión a otro (asfalto), hay una inequidad porque de entrada un producto tiene una condición de 16% menos favorable.

  • ¿Cómo ve el tema de gravar los dividendos?

Hay que mirarlo con cuidado. Dos razones de fondo: la primera es que el mercado bursátil en Colombia es relativamente pequeño, de pocos actores y cuando se compara con el volumen que queremos tiene un potencial importante. Es una fuente para las empresas para acudir y captar recursos; segundo, es un medio para la generación de ahorro de la sociedad –basta mirar los fondos de pensiones a través de los cuales hay $180 billones de los colombianos invertidos, buena parte en un mercado de valores como el nuestro–. Es importante incluir el tema de los dividendos para que no se constituyan en una carga adicional para empresas productivas y no haya una señal de desestímulo empresarial. Nada ganamos si bajamos tasas pero a nivel dividendos hacemos un cobro adicional.

  • Hay quienes plantean que haya cárcel para la evasión de impuestos. ¿Qué opina?

Primero es necesario definir un sistema fiscal claro, simple y transparente. No necesariamente el tema fiscal debe ser penal. Hay mecanismos que esta sociedad puede organizar, incluidas las sanciones morales y económicas, una vez se implemente un sistema fiscal claro y coherente e inclusivo. Recurrir a amenazas penales es una instancia para más adelante.

  • Adicional a los escenarios planteados, ¿de dónde cree usted que podrían obtenerse nuevos recursos?

Una fuente es combatir la corrupción. La formalización empresarial es un elemento importante de nuevos tributos. Pero la lucha contra la corrupción es hacer más eficiente los recursos que tenemos como sociedad. Y en esa lucha puede haber una cantidad tan importante o mayor que la que se puede conseguir con la reforma.

  • Qué piensa de lo que pasó con el tema de los Panama Papers. ¿En el caso de ustedes cómo operan las sociedades fuera del país?

No se puede estigmatizar el hecho de tener sociedades en el exterior. Colombia está abierta al mundo pero no se puede permitir que esas inversiones sean el mecanismo para evadir impuestos o lavar capitales. No todas las compañías están haciendo evasión o elusión. Muchas personas jurídicas o naturales tienen un fin legítimo y de inversión afuera. La inversión hecha responsablemente es un elemento de competitividad de un país. Argos ha decidido invertir en el exterior y ha tenido una experiencia de traer dividendos, mejores prácticas y posibilidades para que profesionales crezcan en el exterior, además de nuevas tecnologías. La inversión afuera no se puede estigmatizar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?