| 6/18/2013 3:00:00 PM

Grupo Ardila

Las empresas de la Organización Ardila Lülle tuvieron en 2012 uno de los mejores años, con ventas superiores a los $6,3 billones.

Buenos vientos corren para la Organización Ardila Lülle (OAL). Por un lado, la mayoría de sus firmas mantienen el liderazgo y crecimientos en ventas y utilidades. También porque el industrial santandereano Carlos Ardila Lülle, reapareció en la lista de los hombres más ricos del mundo, según Forbes, en el puesto 225, con una fortuna de US$5.400 millones.

En el negocio de bebidas no alcohólicas y con cerca de 25 plantas en el país, las compañías Postobón, Hipinto, Gaseosas Colombianas y Gaseosas Lux lograron afianzar en 2012 ventas superiores a los $3,1 billones.

En el sector agroindustrial lidera con sus empresas Ingenio del Cauca, Ingenio Providencia e Ingenio Risaralda, en el que tiene 51% de participación. Sucromiles y el Ingenio Presidente Benito Juárez, de México, complementan el portafolio.

El negocio de comunicaciones y entretenimiento se ha convertido en otro filón de buenos resultados. El Canal RCN continuó en el primer lugar en ventas y utilidades; la cadena de radio RCN consolidó la operación de 134 emisoras propias y 45 afiliadas, convirtiéndose en la más extensa del país, y cristalizó su alianza con Fox, para lanzar en Estados Unidos el canal Mundo Fox.

En el sector comercio, la OAL decidió dar un timonazo y, tras varias décadas de ser el concesionario de Chevrolet, Los Coches decidió aprovechar su red para diversificar las marcas de vehículos. Tiene cuatro puntos en Bogotá y uno en Medellín y planea extenderse a Bucaramanga, Cali y Yopal. La organización también opera Los Autos, concesionario que distribuye la marca británica MG, con dos vitrinas en Bogotá, y abrirá en Medellín y Bucaramanga.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 517

PORTADA

Los cuatro desafíos más grandes para las 4G (además de Odebrecht)

El escándalo de Odebrecht es apenas uno de los problemas que enfrenta el ambicioso programa de infraestructura. Otros cuatro desafíos están en el camino. El futuro de las 4G.