| 3/17/2016 12:00:00 AM

El poder femenino detrás de Mastercard y el sector financiero

Aunque las empresas del sector financiero han sido dirigidas tradicionalmente por hombres, la exitosa llegada de mujeres a los altos cargos directivos en las dos últimas décadas ha marcado un nuevo ritmo para este competido mercado.

Marcela Carraso (CEO de Mastercard)

Lo profesional y lo familiar nunca han tropezado en el plan de vida de la actual presidente de Mastercard para Colombia y Ecuador, Marcela Carrasco. Como dice el eslogan de su compañía actualmente, la vida al lado de sus seres queridos es algo que no tiene precio. Aunque tuvo un paso fugaz por el mundo editorial, toda su vida profesional se ha desarrollado en el sector financiero.

Si bien trabajo muchas horas y tengo que viajar con frecuencia, aprovecho al máximo para conocer el mundo, crecer y enriquecerme como persona. Así mismo, trato de que el tiempo que paso con mi familia sea de calidad, y que mis obligaciones profesionales no afecten los espacios sagrados que se deben preservar en la esfera personal”.

Explica que su estilo de gerencia tiene como eje la “visión estratégica clara, con objetivos medibles, roles y responsabilidades definidas” y una adecuada administración del recurso humano.

María José Ramírez (LarrainVial)

Aunque la vida laboral de la economista María José Ramírez inició con cierta comodidad; pues, tras formarse y trabajar dos años en Estados Unidos regresó a Colombia para tener sus hijos y emplearse por medio tiempo, la muerte de su esposo en 2001 la obligó a replantear su carrera.

De algunas asesorías que tenía, pasó a un puesto de tiempo completo en la antigua Superintendencia de Valores. El reto era grande, pues aprovechando su experiencia en el exterior, desarrolló la normatividad para organizar los fondos de inversión en el país.

“El trabajo era pesado y algunos días eran las 11 de la noche y yo seguía en la oficina. Me entristecía y me amargaba por no estar con mis hijos”, recuerda, pero dice que superó ese sentimiento y pudo tener mejores resultados laborales cuando fue consciente de que no puede hacerlo todo, que el día tiene 24 horas y al menos debe dormir 6 y que, lo importante, es sacar el mejor provecho del tiempo que pasa con sus hijos. “Superé la culpabilidad y ahora pienso que, si los hijos ven una mamá que trabaja con pasión y resultados, tienen el mejor ejemplo”, afirma.

Claudia Calderón (BNP Paribas) 

Claudia Calderón preside BNP Paribas Securities Services, una de las tres firmas que en el país realizan la labor de custodia en el mercado de valores. Está convencida de que las mujeres no tienen barreras externas para avanzar en su carrera, pues este tipo de trabas son autoimpuestas.

“No hay que preocuparse por eso, simplemente la clave está en ser uno mismo, sin importar delante de quién (hombre, mujer, subalterno o jefe)”, dice esta ejecutiva que estudió finanzas y comercio exterior, está casada y es mamá.

En el sector financiero es común que prevalezcan los hombres en las posiciones de liderazgo, pero asegura que tiene la ventaja de trabajar para una multinacional como la francesa BNP Paribas, que promueve la diversidad. 

Admite, sin embargo, que a veces se cumple el estereotipo de que las mujeres son más complicadas que los hombres como jefes, dado que “nosotras mismas nos hacemos la vida más difícil y pensamos que para sobresalir debemos ser más duras y exigentes que los hombres. Además, nos metemos cuentos en la cabeza que muchas veces no existen”.

María Teresa Uribe (Corredores Davivienda) 

Esta abogada inició su carrera en el departamento jurídico de la Cámara de Comercio de Bogotá y rápidamente pasó a trabajar en Bancomercio, primero en la fiduciaria y luego en la tesorería. Llegó a la fiduciaria del Citibank y estando allí fue llamada para “montar” la mesa de dinero del Banco de Crédito; luego llegó a liderar la comisionista Helm. En este grupo estuvo alrededor de 20 años. Allí tuvo como jefe a Carmiña Ferro, a quien admira por ser una gran líder y porque –según dice– dejaba trabajar y generaba un gran ambiente laboral. Su mayor logro es haber llegado al Grupo Davivienda –en febrero de 2015– y siente que su principal reto será lograr el éxito en una empresa que tradicionalmente había sido manejada por hombres.

Susana Montero (Gerente de Corpbanca Invenstment Trust)  

Destaca que las mujeres son ejecutoras, organizadas y humanas. Piensa que para ser exitosa lo que se necesita es mucha pasión y amor por el trabajo: “la gente ve el compromiso y el profesionalismo. Esto, además, ayuda a inspirar a los colaboradores para que se unan y trabajen en equipo por un proyecto”, precisa. Estudió finanzas y comercio exterior y arrancó su vida laboral en una comisionista de bolsa. Ahora dirige una fiduciaria y uno de su mayores logros ha sido implementar a tiempo el nuevo modelo de custodia. “Espero continuar participando en proyectos de gran envergadura, que apoyen el crecimiento del mercado de capitales colombiano”, comenta.

María Alejandra Valencia (JTL Valencia Iragorri) 

Lograr el éxito profesional no solo requiere una gran preparación académica: también debe incorporar un alto componente de pasión por lo que se hace. Así lo asegura María Alejandra Tana Valencia, presidente de la corredora de seguros JLT Valencia Iragorri y chairman de la compañía en su filial de Perú, quien afirma que la clave para ascender profesionalmente está en no perder la pasión por lo que se hace.

La exitosa ejecutiva recomienda a las mujeres confiar en su intuición, una herramienta muy femenina, pero que además resulta muy poderosa en los negocios.

Esta abogada, que fue madre muy joven, ha estado inspirada en su carrera profesional por su mamá, Maruja Iragorri, quien con su tenacidad y osadía logró crear lo que hoy es JLT Valencia & Iragorri, en una época en que era mal visto que una mujer trabajara. “Ella rompió barreras y esquemas. Siempre me estimuló para que me preparara y nunca me rindiera”, recuerda.

Tana no está de acuerdo con la idea de que las mujeres tienden a ser malas jefes y, por el contrario, considera que tienen una sensibilidad natural para dirigir. Piensa que el secreto para ser buen líder está en motivar a las personas para que desarrollen sus propias habilidades, haciéndolas partícipes en la toma de decisiones, estimulando su creatividad y la innovación. Esto no quita el ser riguroso en la exigencia de resultados.

Paula Paucar (Ultraserfinco) 

Las comisionistas de bolsa son quizás uno de los sectores de la industria financiera que hoy tiene un mayor porcentaje de mujeres presidentes de sus compañías. Una de ellas es la abogada Paula Paucar Vallejo, quien atribuye la mayor participación femenina al cambio que tuvieron las comisionistas al pasar de ser un negocio de posición propia –donde prima el apetito por el riesgo, que es un rasgo más masculino– a uno mucho más comercial, una actividad en la que las mujeres tienen más fortalezas.

Paula comenzó su carrera en Bancolombia y trabajó en otras comisionistas de bolsa. Considera que la industria financiera nacional es cada vez más igualitaria en lo que respecta a la participación de mujeres, que por lo general tienden a transmitir confianza, lo cual es una característica indispensable para este negocio.

A su mando tiene 320 empleados y cree que tanto hombres como mujeres deben aprender a balancear su parte emocional con la racional para poder ser buenos líderes.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?